Thiago Vanole rubricó la monumental victoria del ConectaBalear Manacor ayer ante el CV Teruel de la misma manera que siete días antes, también en el pabellón Miquel Àngel Nadal, cerró la remontada ante el Urbia U energia Palma. El servicio directo del receptor brasileño situaba el 31-29 definitivo en la cuarta manga (3-1), tras salvar su equipo cinco pelotas de set, para adelantarse en la eliminatoria de cuartos de final.

El debut soñado en un play-off por el título de la Superliga del equipo de la Capital de Llevant se convirtió en realidad gracias a una gran actuación coral de los pupilos de Lluís Molada que confirmaron su gran estado de forma con la cuarta victoria seguida y la primera de su historia ante el Teruel.

El encuentro fue una maratón por la duración de las mangas, todas tuvieron que resolverse por diferencia de dos puntos, en las cuales el ConectaBalear siempre tuvo que levantar puntos de set en contra.

Una desventaja de siete puntos (8-15) levantó el cuadro manacorí para adelantarse en el global tras salvar una pelota de set (27-25). El mismo tanteo (27-25) se repitió en el segundo acto calcando un desenlace en el cual los locales remontaron un 19-22 y otro punto de set (23-24).

Parecía que el ConectaBalear podría culminar su sorpresa en tres sets pero desaprovechó dos pelotas de partido con 26-25 y 27-26. Finalmente apareció Jordi Ramón, receptor solleric en las filas turolenses, y forzó la cuarta manga con punto de servicio (29-31).

Lo intentó de todas las maneras el visitante Miguel Rivera utilizando todo el repertorio de su banquillo pero no aprovecharon ninguna de sus cinco pelotas para forzar el desempate e inclinaron la rodilla para júbilo de los 200 manacorins en la grada (31-29). La serie se traslada el próximo sábado a Los Planos (18:30 horas) y el ConectaBalear tiene en su mano acceder a las semifinales.