Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La afición del Poblense: «Ver el fútbol por la tele no es lo mismo»

Los aficionados aplaudieron la vuelta a la tribuna y vivieron con intensidad un derbi marcado por las medidas restrictivas de Salud

Minuto de silencio antes del inicio del derbi.

Casi tres meses después el público volvió al municipal de sa Pobla. Lo hizo en un duelo muy esperado, el derbi entre los dos equipos mallorquines en la Segunda B, Poblense y Atlético Baleares. La cita estuvo reservada solo para 420 privilegiados, de ellos 42 hinchas blanquiazules, que pudieron gozar y vivir de nuevo un encuentro en vivo desde la tribuna. «Lo deseaba con muchas ganas. He visto los partidos por la tele pero no es lo mismo, para nada», señaló Toni Crespí.

El presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears, Miquel Bestard, no quiso perderse el derbi y se mostró muy satisfecho de la vuelta del público a la grada. «No ya solo me alegra ver que los aficionados puedan ya presenciar los partidos, estoy muy contento de ver que poco a poco la normalidad vuelve al fútbol balear», dijo el mandatario. Al respecto una lona de SOS Esports y SOS Fútbol Base estuvo sobre el terreno de juego antes del partido.

Los prolegómenos del duelo se vivieron de manera diferente, tanto por la seguridad presente como por las medidas restrictivas. Una de ellas, la más comentada por los aficionados, fue tener el bar cerrado. «Un campo sin un lugar donde tomarte algo no es lo mismo», dijo Tòfol Garí.

A todos los aficionados se les tomó la temperatura.

Una mesa plegable con productos del Poblense era de las pocas cosas que te encontrabas antes de entrar en el estadio. Se vendían mascarillas, bufandas y camisetas del Poblense. Pedro, de Ariany, y Biel, de Santa Margalida, que tienen a sus hijos en el fútbol base pobler, compraron.

Hinchas del Poblense posan en la grada con un bombo.

Hinchas del Poblense posan en la grada con un bombo.

José Tirado, director deportivo del Palma Futsal, acudió al derbi y es que antes del inicio del encuentro se guardó un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento la semana pasada de su presidente, Miquel Jaume. Tirado estaba muy emocionado. Este minuto de silencio también fue dedicado a Sebastià Socías Serra, padre del delegado Rafel Socías, y Francisca Mir Serra, abuela de la médico del club, Antònia Crespí.

Rubén Jurado fue uno de los jugadores más solicitados.

El molesto viento frío no impidió que la grada se fuera ‘calentando’ a medida que transcurrían los minutos. «Necesitaba salir de casa, la verdad. El fútbol es mi pasión y no poder venir a verlo era muy decepcionante», indicó Toni Mesquida.

Los jugadores del Poblense aplauden a la afición al salir al campo.

La Peña Fanatiks del Atlético Baleares no quiso perderse este derbi y acudió a sa Pobla. Entraron, con bombo incluido, cantando y con banderas. Con ellos Vicenç Amengual, presidente de las peñas blanquiazules.

Antes del inicio del partido ambos presidentes, Miquel Bennàssar, Molondro, del Poblense, e Ingo Volckmann, del Atlético Baleares, se dieron un apretón de manos y se desearon suerte. «Diría que gane el mejor, pero vosotros sois mejores y no me conviene que nos ganéis», dijo Molondro.

Compartir el artículo

stats