Este lunes Xisco Jiménez (Santa Ponça, 1986) jugó el que posiblemente sea el partido más difícil de su vida. Tan solo unas horas antes de que su equipo, el Alcorcón, se enfrentara al Mirandés en Santo Domingo en el encuentro que cerraba la vigésimoctava jornada de Liga, el delantero mallorquín recibió un mazazo brutal al enterarse del fallecimiento de su padre

Lo más sencillo para cualquiera habría sido renunciar a jugar el encuentro para poder viajar a Mallorca a estar con los suyos, pero llevando a cabo un ejercicio inmenso de compromiso y profesionalidad, apartó a un lado el dolor para ser de la partida ante el conjunto burgalés y, caprichos del destino, ser titular y marcar un doblete que allanó una victoria clave (4-0) para las aspiraciones de permanencia del conjunto alfarero.

Los jugadores del Alcorcón abrazan a Xisco tras marcar uno de sus goles. @AD_Alcorcon

Visiblemente emocionado, dedicó ambos tantos señalando al cielo con sus manos. Sus compañeros le rodearon en un abrazo grupal que significaba mucho más que celebrar un simple gol. Además de certificar su estreno goleador con el equipo de Anquela, lo hizo de una manera espectacular, una forma que habla muy bien de la calidad ofensiva que siempre ha atesorado. 

El primero fue de los que se guardan en la videoteca. Un balón rebotado al borde del área y Xisco, con su pierna menos hábil, la izquierda, enganchó una volea que se alojó directamente en la escuadra. El segundo fue de puro delantero, rematando a la red un servicio en bandeja de un compañero. 

El delantero mallorquín ha jugado todos los partidos desde su llegada, dos de ellos como titular

 Al acabar el encuentro, siendo el hombre más destacado, explicó que tuvo una ayuda «extra» desde el cielo. «Desde ahí arriba he tenido hoy una ayudita extra, y contento porque la idea de estar con el equipo hoy era el poder ayudar». El club alfarero quiso alabar también su actitud y profesionalidad. «Queremos agradecer de forma muy especial el compromiso demostrado por nuestro futbolista @XiscoJimix, quien a pesar del complicado momento vivido tras el fallecimiento de su padre, ha querido estar junto a sus compañeros en el importante partido que teníamos en el día de hoy (por el lunes)», publicaron en Twitter. El Mallorca, equipo en el que militó durante la temporada 2015/16 como cedido, también le mostró sus condolencias

Xisco nunca olvidará el día en que marcó sus primeros goles con el Alcorcón. Y son muchos los que ha logrado a lo largo de su trayectoria como deportista. Ha militado en equipos como el Deportivo, equipo con el que debutó en Primera División, el Newcastle o Osasuna antes de cruzar el charco para jugar en el histórico Peñarol de Uruguay. Este mercado de invierno rescindió su contrato con el equipo sudamericano y, a pesar de que fue uno de los nombres que sonaron para reforzar al Mallorca, acabó fichando por el Alcorcón, con el difícil reto de luchar por la permanencia.  

Una vez realizado su trabajo, el futbolista viajó ayer a Mallorca para asistir al tanatorio y funeral de su padre, aquel que a partir de ahora le guiará siempre ante el gol.