Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Minuto 91 | Los jugadores del Mallorca entienden como nadie a Pelé

Luis García lamenta la sensación de angustia en lugar de disfrute, lo mismo que le pasaba al ‘10’ brasileño: «Lo mejor de la victoria no es el trofeo, es el alivio»

«A Luka se le puso muy pronto en el mercado». Luis García dixit.

«A Luka se le puso muy pronto en el mercado». Luis García dixit.

Por encima de la enésima victoria del Mallorca y su consolidación como líder de Segunda, el titular lo volvió a dar una vez más Luis García. Desveló el técnico mallorquinista que «en el vestuario hay sensación de angustia en lugar de disfrute. Ganar parece que es librarse de una angustia y esto no tiene que ser así», se sinceró el madrileño en otro ejercicio, uno más, de naturalidad. Los futbolistas del Mallorca llevan tanto tiempo en la cima de la clasificación que les está empezando a entrar vértigo por ver el final tan cerca y temer que todo se pueda ir al traste en el último suspiro. En cierta manera, los jugadores están dando la razón a Edson Arantes do Nascimento, Pelé, que, como recuerda Jorge Valdano en uno de sus lúcidos artículos, y en referencia a un documental de Netflix sobre el Mundial de México’70 -dicen que el mejor de la historia-, el astro brasileño, entre lágrimas tras un triunfo de la ‘canarinha’, afirma: «Lo mejor de la victoria no es el trofeo, es el alivio».

El estilo importa, pero menos. Por pedir que no quede. Algunas voces se levantaron tras la victoria en Las Gaunas -menos sufrida de lo que indica el marcador- por la forma en que llegó, con un fútbol plano e impropio de un líder y aspirante al ascenso ante un rival que lucha por la permanencia. El problema para el Mallorca es que hasta final de temporada se va a encontrar muchos rivales del perfil del Logroñés, equipos que se juegan la vida a cada partido para mantener la categoría. Nadie va a regalar nada. Pedir ahora, con lo que se juega el equipo, que encima las victorias lleguen con brillantez, es pasarse de la raya.

Luka, más fuera que dentro. La perla de la cantera del Mallorca está más fuera que dentro. No lo dijo de forma tan categórica Luis García en la rueda de prensa previa al partido ante el Logroñés, pero casi. «Luka no es nuestro, es la realidad», dijo, recordando que el futbolista es libre de negociar con quien quiera. Por el tono del técnico, siempre dicharachero y de buen humor -los resultados ayudan-, no estaba para bromas cuando apareció el nombre de Luka. Y aprovechó para enviar un mensaje al club: «Se le puso demasiado pronto en el mercado», recordando sin duda su debut ante el Real Madrid con 15 años. El futbolista niño apunta alto, reúne todas las condiciones para ganarse la vida con lo que más le gusta, pero harían mal tanto el entorno del jugador como el propio Mallorca en salirse de madre, el primero pidiendo el oro y el moro cuando todavía lo tiene todo por demostrar, y el segundo presentando una oferta por encima de sus posibilidades, que no ocurrirá si nos atenemos a la forma de actuar de la propiedad norteamericana.

El Atlético Baleares se mete en un lío. Tras el empate de ayer ‘in extremis’ ante el Sanse, el conjunto blanquiazul debe realizar una auténtica proeza en los cuatro partidos que le restan -el primero, el próximo miércoles ante el Navalcarnero- para meterse en el grupo que luchará por el ascenso. Si al menos no consigue este objetivo, la temporada solo se podrá calificar de decepcionante. Pretender vender otra cosa sería engañarse a sí mismo y a una afición a la que es difícil dar gato por liebre.

Compartir el artículo

stats