Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol Sala

ETB Hidrobal Calvià, la juventud lidera la Segunda B

El filial del Palma Futsal comanda en solitario la clasificación y es un firme candidato al ascenso

Plantilla del ETB Calvià, líder en solitario de Segunda B de fútbol sala.

Plantilla del ETB Calvià, líder en solitario de Segunda B de fútbol sala.

Un grupo de amigos en la temporada 96-97, todos ellos residentes en la urbanización Galatzó, decidieron unirse y crear un equipo de fútbol sala aprovechando que se inauguraba el pabellón. Nació el Club Deportivo Cultural Galatzó, quien durante años estuvo participando hasta la temporada 2011-2012. Debido a la crisis económica las deudas contraídas provocaron su desaparición. Cogió el testigo la Escuela Técnica Balompié Calvià que empieza a competir en Regional. Temporadas después ese modesto conjunto, ahora denominado ETB Hidrobal Calvià, lidera en solitario su grupo en la Segunda División B y es uno de los firmes candidatos al ascenso a Segunda.

«Cuando diseñábamos esta temporada, teníamos claro que juntábamos una plantilla de mucho valor, pero con un handicap importante, la falta de experiencia, tenemos el conjunto con la media de edad más baja de la categoría», señala el preparador Miquel Vidal, uno de los técnicos más laureados en el fútbol sala balear. «El equipo ha trabajado muy duro y se ha adaptado a la categoría mucho más rápido de lo que probablemente era de esperar, lo que ha hecho que hayamos ido de menos a más, llegando a la situación actual de liderar nuestro grupo por encima de equipos que están diseñados pensando tan solo en el ascenso a Segunda», explica.

En cuanto a si su equipo mantendrá este alto ritmo, Vidal dice: «La plantilla ha demostrado estar en una clara línea de mejora constante y que está lejos de haber tocado techo. Sin embargo, somos conscientes de que vamos a entrar en unos meses de competición de máxima exigencia y que debemos trabajar más y mejor que el resto para que juntamente con la ilusión y pasión que tiene el grupo podamos suplir las carencias de experiencia en este tipo de competiciones que atesoramos».

El proyecto de filialidad con el Palma Futsal es una de las claves en este crecimiento. «Tiene como objetivo servir de trampolín para que haya jugadores que puedan terminar jugando en el primer equipo. Para que esto sea posible todo pasa por jugar en Segunda. Dicho esto, tenemos claro que en Balears hay mimbres para conseguirlo, pero hay un trabajo que se debe realizar para llegar a esta meta, y en este proceso estamos inmersos actualmente. Somos conscientes de que hay una serie de generaciones de jugadores con mucho talento y que es un momento propicio para afrontar retos importantes», finaliza.

Compartir el artículo

stats