El Atlético Baleares, aupado en la tercera posición de la tabla tras sumar dos triunfos consecutivos ante Majadahonda (3-0) y Getafe B (0-1), afronta este mediodía (12 horas / IB3 web) un encuentro de especial trascendencia para sus intereses. Los de Jordi Roger se miden ante el último clasificado de la tabla, el Atlético de Madrid B, quien acumula nueve partidos consecutivos sin sumar un triunfo. Una perita en dulce que el equipo de la Vía de Cintura no debe desaprovechar.

La obligación de conseguir la victoria es máxima para el conjunto blanquiazul, a quien ya se le han perdonado demasiados tropiezos a lo largo del curso. Aupado por su mejor racha de la temporada, suma nueve de los últimos doce puntos disputados. En las cábalas de los mallorquines no cabe otro resultado que no sea un triunfo.

El regreso de Canario y Alberto Gil y la incorporación de hasta cuatro futbolistas en el presente mercado invernal (Cordero, Liam Ayad, Manel Martínez y René Román) son las bazas del nuevo Baleares para este segundo tramo del campeonato, tras un ecuador de la competición en el que la secretaría técnica del club se ha desprendido de varios jugadores que no casaban con la filosofía de la entidad mallorquina.

Las incendiarias declaraciones del guardameta Juan Carlos en contra del club y de su técnico, expulsado del equipo a falta de cuatro días para el cierre del mercado, no deben desconcentrar a un vestuario que tiene muy claro su objetivo.

Para el encuentro frente a los colchoneros, el técnico catalán Jordi Roger no podrá contar con Luca Ferrone, que se lesionó el pasado miércoles en una jugada desafortunada en el encuentro frente al Getafe B. En su lugar, el entrenador ya tendrá disponible a Manel Martínez y René Román, que desde hace unas horas tiene la ficha federativa.

Por su parte, los rojiblancos afrontan el duelo con 7 puntos en su casillero, tras haber sumado dos empates consecutivos en las últimas jornadas. El último, en su compromiso frente al Internacional de Madrid, en un duelo que pudo decantarse del lado del Atleti B en el descuento con un gran disparo lejano que se estrelló en el larguero.