El Urbia U Energia Palma hizo ayer de la visita al colista una oportunidad para reforzar su actuación coral. Los pupilos de Marcos Dreyer se impusieron al Voleibol Almoradí, por tres sets a cero, destacando que las rotaciones en pista, junto a las aportaciones desde el banquillo, sumaron para reforzar la confianza del grupo.

La tercera victoria consecutiva se fraguó en los buenos números al servicio (siete ‘aces’) para generar dificultades a la recepción alicantina, así como también a la efectividad en la red colocando hasta diez puntos de bloqueo al ataque local.

Además de los 18 puntos del opuesto Rodrigo Pernambuco, habitual líder de la anotación del conjunto de Ciutat, el central también brasileño Elvis de Oliveira se reivindicó saliendo del banquillo con cuatro puntos de bloqueo, tres de saque directo y dos en ataque.

Empezó parejo el choque con un Almoradí que aguantó el tipo en el primer set hasta el 17-18. Un parcial de dos a siete para los visitantes decantó la balanza (19-25). El segundo acto finalizó con el mismo tanteo (19-25) pero la superioridad del Urbia U Energia se manifestó hasta el punto de llegar a doblar a su rival en el tramo final de la manga (10-20).

Más cómodo fue el tercer set, a partir del 10-12, con un parcial definitivo de cinco a trece para cerrar el triunfo sin mayores complicaciones (15-25). Dreyer dio entrada al colocador Guillem Pont y al central Joan Lladó y al líbero Álex Sánchez en los finales de set para rodar a todos sus efectivos de cara a la visita del miércoles, a las 18:30 horas, al líder Teruel.