El Palma Futsal aún no sabe si podrá contar con las tres últimos fichajes para el partido de mañana ante el Pescados Rubén Burela, aunque el técnico asegura que no se van a precipitar para su debut. «Higor, Daniel Airoso y Cléber llevan muy poquito tiempo y se van aclimatando bien. Son muchos cambios para ellos y hay que tener paciencia. Los tres son muy buenos jugadores, pero a día de hoy entrar en un equipo como el Palma es complicado y tenemos que tener paciencia con ellos. Todo lo que nos den en esta segunda vuelta bienvenido sea, pero los chicos están poniendo mucho por su parte”, explicó el jienense, que de momento solo podría usar a Cléber ya que es el único del que se dispone el transfer internacional.

Tras un fin de semana de parón, el Palma Futsal vuelve a la competición y con ganas de seguir en la racha que les dejó el último partido de liga. La victoria contra el Betis llegó después de tres derrotas consecutivas en un final de año 2020 para olvidar, pero del que Vadillo afirma que poco queda ya de esas malas sensaciones: “La victoria en Sevilla nos da confianza para seguir en esta línea y estamos en el camino de reencontrarnos, pero ya se vuelve a ver en el equipo en el día a día que somos los mismos que hemos sido los meses anteriores y eso nos pone muy contentos”. Este sábado toca enfrentarse a Pescados Rubén Burela, un adversario que no le inspira confianza. “Es que últimamente viene realizándolo bien. Es un equipo con buen trato al balón, sabe a lo que juega, saca superioridades cinco para cuatro en muchas situaciones del partido, tiene jugadores de gol. Nos va a poner las cosas muy difíciles y tenemos que ser nosotros mismos y hacer un partido serio”, argumentó.

Vadillo lamentó la ausencia de la afición. El cuadro balear disputará su primer partido como local sin público en toda la temporada, hecho del que el entrenador del equipo asegura que “es un hándicap más. Esperemos que nos adaptemos rápido a ello. Es una lástima, pero la situación actual es la que manda. A partir de ahí, somos nosotros los que tenemos que empujarnos en los momentos de dificultad y será un aspecto importante en el partido».

Mati Rosa, por su parte, también echará de menos a la hinchada. “Va a ser un poco difícil. Pero al final no nos tenemos que desviar de nuestro objetivo que es ganar y tener los tres puntos. Nuestra obligación es ganar”, resaltó convencido.