Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urgencias bajo cero en el mercado de invierno

La crisis económica por la pandemia lastra un mercado atípico en el que se prevén pocos fichajes destacados

Fútbol.- El CSD obliga a la RFEF a inscribir a un menor migrante en un club de fútbol de Arafo (Tenerife)

El mercado de invierno siempre se presenta como la última oportunidad para tapar agujeros y solventar las carencias de una mala planificación deportiva. Las lesiones inesperadas y el bajo rendimiento de ilusionantes fichajes del verano también suelen repercutir en la toma de decisiones. 2021, sin embargo, llega marcado por las consecuencias económicas de la pandemia. El cierre de los estadios y la rigidez del límite salarial tampoco permiten grandes florituras. Las cesiones, los trueques y la austeridad marcan un mercado atípico en el que no se prevén operaciones grandilocuentes. El 1 de febrero se bajará la persiana.

Llegó enero, el mes de las rebajas, y los directores deportivos ya se mueven en busca de refuerzos. En casi todos los equipos existe un problema común: no hay dinero. El Barça ejemplifica como nadie esa realidad con una maltrecha economía que lleva de cabeza a Ronald Koeman. Un defensa central es la prioridad, seguido de un delantero. Eric Garcia y Memphis Depay son los deseados, mientras Aleñá ya se fue al Getafe y Riqui Puig, Matheus y Junior tienen la puerta abierta, pero no hay ofertas por ellos o no quieren marcharse.

En el Madrid, mientras, no se prevén entradas. Zidane salvó el cuello con su vieja guardia y seguirá con su bloque. Sí podría haber salidas, con Isco, Odriozola y Jovic como candidatos. Por el malagueño el club blanco pide 50 millones, una cifra prohibitiva. Una cesión es la fórmula más posible. Igual ocurre con el punta serbio y el lateral vasco.

El líder de la Liga también tenía una vacante clara para cubrir. Diego Costa rescindió su contrato y el Atlético ha encontrado la solución en el francés Moussa Dembelé, cedido por el Lyon.

En el resto de la Liga, el Villarreal fichó a Capoué, mediocentro procedente del Watford, para cubrir la lesión de Iborra. El Betis busca un central y el Valencia, que flirtea con el descenso, ha tanteado al central Ferro (Benfica) y al centrocampista Eriksen (Inter), que será uno de los protagonistas de esta subasta invernal.

El danés apenas juega con Antonio Conte yforma parte de la lista de Mauricio Pochettino para reforzar al PSG, el único club que puede animar de verdad esta ventana de fichajes.

La primera semana de mercado ya ha dejado operaciones destacadas: la llegada de Haller al Ajax por 22,5 millones de euros, la del marfileño Amad Diallo (Atalanta) al Manchester United por 21 kilos y la del centrocampista húngaro Szoboszlai al Leipzig por 20 millones.

El mercado invernal de 2020 se cerró con un gasto de 886 millones en la grandes Ligas europeas, con la Premier (227) a la cabeza. El portugués Bruno Fernandes, centrocampista del United, fue el fichaje más caro de un plazo que también llevó a Haaland al Dortmund.

El mayor boom en el mercado de invierno se produjo en enero de 2018, cuando se superaron los 1.000 millones en traspasos históricos como los de Coutinho (de Liverpool al Barça) y Van Dijk (del Southampton al Liverpool). Si no hay sorpresas, las cifras de este ejercicio quedarán muy lejos de esa vorágine.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats