Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Mir : «La presión para el 2021 no me asusta»

El campeón del mundo de MotoGP espera «la recuperación de Marc Márquez» para vivir una temporada «bonita y luchada»

Joan Mir ha pasado las Navidades en su casa de Andorra y envía sus mejores deseos a los aficionados.

Joan Mir ha pasado las Navidades en su casa de Andorra y envía sus mejores deseos a los aficionados.

Joan Mir. Vive su primer cambio de año como campeón del mundo de MotoGP, sueño cumplido a golpe de talento y tesón en una atípica temporada.

Joan Mir Mayrata (Palma, 1997) ha logrado desconectar después de una temporada de locura, rematada por compromisos con los medios y patrocinadores y homenajes por su primer título mundial de MotoGP.

Ha pasado las fiestas en su casa de Andorra, en compañía de su novia Alejandra y sus tres perros. Para dar rienda suelta a una de sus pasiones, el esquí, tendrá que esperar por la pandemia, que tanto amenazó su campeonato y de la que espera que todos nos libremos en 2021.  

¿Cuándo fue más consciente de su éxito, al cruzar la meta en Valencia o al poner la placa con su nombre al trofeo de campeones de MotoGP?

Lo segundo. Cuando ves 1º en la pizarra y pasas la bandera a cuadros, aún con la adrenalina de la carrera, no te lo acabas de creer. En cambio, a la hora de poner la plaquita en el trofeo y ver tu nombre junto a los de grandes leyendas... es una pasada. 

¿Qué le pasó por la cabeza en ese momento?

No piensas mucho, es más la emoción, la satisfacción personal que sientes. Este año he acabado muy contento conmigo mismo.

¿Que ha sido lo más complicado en 2020?

Mentalmente ha sido una temporada muy difícil. Había que afrontar muchas carreras en muy poco tiempo y siempre bajo presión, porque sabías que si fallabas, te lesionabas o te contagiabas se podía escapar el Mundial. Y cuando volvías a casa tampoco te podías relajar ni entrenar de manera normal o ir al circuito de cross, por culpa de la covid-19.

¿En qué le ha cambiado la vida ser el nuevo rey de MotoGP?

La gente me reconoce por la calle, me piden fotos. Ese cambio ya es mucho. Pero personalmente sigo siendo el mismo, un tipo sencillo. Me gusta la tranquilidad y las mismas cosas que antes.

¿Cómo le hubiera gustado celebrar el título de no ser en el contexto de la pandemia?

Me hubiera encantado irme por la noche a una discoteca con mis amigos y mi gente, pero este año todo es diferente y no pudo ser. La ruta motera que hicimos en Mallorca, atendiendo a las restricciones, también estuvo bien.

«¿Mi pronóstico para el año que viene? No digo el orden, pero Márquez, Viñales y yo en el ‘top’ tres»

decoration

«El número ‘1’ es un privilegio, el único que no puedes elegir, pero el ‘36’ también me gusta mucho»

decoration

 ¿Qué es lo que más valora de este Mundial?

Ha sido un año muy bonito desde fuera, porque ha habido mucha guerra, muchas motos muy competitivas y mucha igualad mecánica que ha hecho que el campeonato estuviera más apretado que nunca. Creo que la gente ha disfrutado. Yo, viviéndolo desde dentro, también me lo he pasado muy bien, pero sin duda ha sido una temporada diferente. 

Se ha ganado el respeto de sus rivales...

Ahora el trato que recibo ya es de piloto consolidado en la categoría, mientras que antes me veían como a un rookie. Empecé siendo el ‘tapado’ y al final salió bien.

¿Ha mejorado su relación con su compañero Àlex Rins?

Sí, se ha saneado. Siempre nos hemos respetado pero después de un final de temporada tan intenso, la relación es mejor.

Los últimos años el Mundial ha ido perdiendo a grandes figuras como Stoner, Pedrosa, Lorenzo y ahora Dovizioso, ¿Cree que han sido salidas precipitadas o hay que dejar paso a los jóvenes?

Bueno, depende del caso. Creo que Dovi tenía más que decir en el campeonato y estoy convencido de que volverá. Los jóvenes se abrirán paso solos y poco a poco irán destronando a los favoritos. Las generaciones cambian y vienen pilotos más buenos y más fuertes. Es parte de la vida y del deporte.

Pero Rossi se empeña en seguir a los 41...

No tengo palabras. Es una barbaridad lo que está haciendo. Algunos le dicen “retírate ya”, pero él cree en sí mismo, le apasionan las motos y con esta actitud es normal que esté donde está y haya ganado lo que ha ganado.

Este año le dejó sin su podio número 200…

Ya le dará tiempo. Yo necesito más podios que él.

¿En qué basa las claves del éxito del tándem Suzuki-Mir?

Este año hemos explotado el cien por cien del potencial de la moto. Nosotros no teníamos un paquete competitivo como para salir en pole, pero demostramos que se podía ganar un título con otras armas. Por poco que mejoremos nuestra velocidad en 2021, podremos intentar repetir.

¿Qué deberes le pone a Suzuki para este invierno?

El motor no se puede tocar pero hay que mejorar el chasis y la electrónica, tratar de ser más rápidos en los clasificatorios. Parece fácil pero hay mucho trabajo por hacer.

¿Le motiva especialmente tratar de ser campeón estando Marc Márquez en la pista?

Desde luego. Ya hubiera preferido batirme este año a Marc, pero él quizás no supo gestionar de la mejor manera la primera carrera, se lesionó y se perdió la temporada. No me gusta ver a nadie que lo esté pasando mal y menos a un rival. Deseo que se recupere y a ver si en 2021 podemos tener una temporada bonita y luchada.

En todo caso, usted saldrá a defender el título, como favorito ¿cambia la perspectiva de entrada?

No me ha pasado antes, pero la presión no me asusta. Pienso que me puede ir bien comenzar la temporada entre los favoritos

¿Qué le pide al 2021?

El año pasado pedí un top cinco y he sido campeón… este año pediré un top tres. Y salud para todos.

¿Y su pronóstico en MotoGP?

No diré el orden, pero espero estar entre los tres mejores, junto a Márquez y Viñales.

De todos los ‘piropos’ y atenciones que ha recibido por su título ¿qué le ha gustado más?

Que me feliciten celebridades a las que antes era yo quien felicitaba. Eso te hace ser consciente de lo que has conseguido.

¿Ha decidido ya si llevará el ‘1’ o el ‘36’ en su moto?

El ‘1’ atrae mucho, es un sueño y un privilegio porque es el único número que no puedes elegir. Pero también me gusta mucho mi número, el ‘36’; con él he sido campeón de Moto3 y ahora de MotoGP. La elección es solo mía, lo estoy pensando.

Compartir el artículo

stats