Variuso du Bouffey, con Pilar Estelrich, logró un más que merecido triunfo en la final del torneo ‘Trotador Francés’ disputado en la gélida tarde de ayer en el Hipòdrom Son Pardo.

Una prueba donde a priori, el ejemplar de la Cuadra HM, partía con un dorsal que no le favorecía en absoluto, aunque una genialidad de la menor de la saga Estelrich hizo que, por segundo año consecutivo, Variuso de Bouffey lograra el triunfo en fechas prenavideñas.

Los intercambios en cabeza de pelotón entre Black, con Tomeu Llobet, y Cactus Jack, con Mateu Riera, hizo que el ritmo impuesto fuera el condicionante para que los rivales que se mantuvieron en primera línea se apagaran en el tramo final de carrera.

Un hecho que favoreció a los ejemplares que estuvieron tranquilos en la cola del grupo, como Variuso du Bouffey, que condicionó su carrera primero a la espalda de Barman d’Eglefin, con Carlos Cruellas, al que después sustituyó para mantenerse en segunda fila a la estela de Vital, en un recorrido que al toque de campana le alejó hasta la cola del pelotón.

A falta del último kilómetro, Beautiful Elde, con Joan Carles Rotger, fue el que cambió el devenir de la prueba, que al igual que su compañero de la Cuadra HM, estuvo alejado del infernal ritmo impuesto en el grupo de cabeza.

Mientras Beautiful Elde ponía tierra de por medio con sus perseguidores, Vixel, con Jaume Fluxà, salía de la espalda de Black para seguir la estela del espacio dejado por el pupilo de Rotger.

Desde cola del pelotón Variuso du Bouffey puso la sexta velocidad hasta llegar a igualarse con Barman d’Eglefin, en la última curva, aunque entrada la última recta todo quedó en un mano a mano entre los dos ejemplares de la Cuadra HM, Vixel y Barman d’Eglefin, llevándose un milimétrico triunfo Variuso du Bouffey.