El Urbia U Energia Palma sigue reinando en los derbis frente al ConectaBalear Manacor, rubricando ayer su quinto triunfo en cinco duelos librados hasta ahora en la Superliga. Los pupilos de Marcos Dreyer se impusieron por 3-1 en Son Moix consolidando su cuarta posición en la tabla gracias a la actuación de Rodrigo Pernambuco con 30 puntos.

Los visitantes, dirigidos por Lluís Molada, arrancaron con ventaja (10-13) pero encajaron un revés, en forma de parcial de 11-0 con el servicio de Gaby del Carmen, que les dejó sin opciones en el primer set (25-14).

Lejos de hundirse, el equipo de la Capital de Llevant respondió en el segundo acto situando las tablas (20-25) con la intervención de Thiago Vanole, que acabó con 13 puntos, además de Ángel Rodríguez (14).

Tuvo que ponerse el mono de trabajo el cuadro de Ciutat, acelerando al inicio del tercer set con buenas rachas de saque (25-19) y levantando una desventaja de cuatro puntos en una cuarta manga rubricada con la racha de seis servicios de Pernambuco (25-20).

Incidentes

El narrador de la transmisión televisiva por streaming, Toni Pizà, denunció haber recibido un puñetazo por parte de un aficionado local al final del encuentro. Desde el Palma Futsal, club del cual el Urbia forma parte como sección de voleibol, está investigando la identidad de esta persona para proceder a retirarle la entrada a Son Moix.

Marcos Dreyes

El técnico del Urbia U Energia Palma se congratuló tras el encuentro por haber logrado un triunfo «merecido porque intentamos crear un grupo fuerte mentalmente tras haber superado la covid», agregando que la victoria supone una «recompensa al esfuerzo del equipo en estas últimas semanas». Dreyer alabó el papel de Rodrigo Pernambuco y Valter da Cruz debido a que «a veces jugamos mal, pero hay calidad en la plantilla para encontrar soluciones; como los 30 puntos de nuestro opuesto o los ocho bloqueos de nuestro central, que ha resuelto nuestros problemas en la red». El brasileño señaló como claves las «rachas de servicio en momentos cruciales». 

Lluís Molada

El entrenador del ConectaBalear Manacor lamentó el tropiezo en su lenguaje corporal, pero ensalzó en sus palabras «el buen juego en bloqueo y contraataque, hasta que algunos momentos de colapso nos han perdido». Molada asumió que sus jugadores «no han hecho todo lo que saben, pero ahora toca respirar y comernos el veneno que llevamos dentro porque queríamos ganar el derbi», agregando que la clave pasa ahora por «reaccionar y buscar revancha en los próximos partidos contra el Urbia U Energia Palma en la Copa y la segunda vuelta». El técnico isleño sacó en positivo las «ganas de que el equipo mejore para que Manacor llegue a ser el mejor equipo de la isla».