Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El peor momento de Marco Asensio en el Real Madrid

Intrascendente, el mallorquín atraviesa por sus horas más bajas desde su regreso tras la rotura del ligamento cruzado y el menisco

El peor momento de Asensio en el Madrid

El peor momento de Asensio en el Madrid

Volver tras una grave lesión siempre resulta complicado, pero seguro que Marco Asensio no se imaginó nunca que el regreso iba a ser tan tortuoso. El jugador mallorquín del Real Madrid, que el próximo mes de enero cumple 25 años, no encuentra su mejor estado de forma tras regresar de la rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda, y que le mantuvo 330 días alejado de los terrenos de juego. Demasiado tiempo, incluso para un futbolista que cuando en el verano de 2015 abandonó el Mallorca, previo pago de 3,6 millones de euros de su cláusula, para fichar por el Real Madrid, era considerado, a sus 19 años, uno de los jugadores más prometedores del panorama español. Cedido el primer año al Espanyol, donde se curtió en Primera, se instaló en el conjunto blanco. Consiguió títulos, entre ellos dos Champions, pero su estrella se ha ido apagando hasta el punto de ser el blanco de las críticas de la prensa de Madrid.

Con un valor en el mercado de poco más de cuarenta millones de euros, Marco Asensio recobró la titularidad el pasado sábado ante el Alavés, pero una vez más desaprovechó la oportunidad que le dio Zinedine Zidane, un entrenador enamorado del calvianer, pero que no es ajeno al mal momento por el que pasa el jugador.

A Asensio se le nota sin confianza. No encara casi nunca al rival que tiene enfrente y siempre busca el recurso fácil, pasar el balón al compañero más cercano sin asumir riesgos.

Su reaparición tras la lesión apuntaba a un regreso triunfal. A los treinta segundos de entrar al terreno de juego, batió al Valencia con un gran gol el 18 de junio. Se sintió como Luka Romero el domingo, con una sonrisa de boca a boca por volver a sentirse futbolista. Acabada la temporada con el título de Liga, Asensio retomó con nuevos bríos la actual, pero en la primera llamada de Luis Enrique a la selección sufrió un edema en la rodilla que le alejó casi un mes de los terrenos de juego. Este contratiempo le ha hecho perder confianza y se ha traducido en unos números muy pobres en los once partidos que ha disputado, sin goles ni asistencias.

En peligro de nuevo su titularidad -jugó ante el Alavés desde el inicio después de tres partidos en la suplencia-, se le abren las puertas otra vez por la enésima lesión de Hazard, y es muy probable que esta tarde vuelva a ser protagonista en el once que se medirá al Shakhtar en la Liga de Campeones. Siempre educado, extremadamente tranquilo y con la cabeza muy bien amueblada, Asensio, que vive en Madrid con su pareja, Sandra Garai, tiene la oportunidad de reivindicarse en un diciembre repleto de partidos mientras sigue buscando su mejor versión.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats