Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cata Corró, del quirófano al podio en solo ocho meses

La nadadora mallorquina se cuelga nueve medallas en el Nacional tras superar su tercera operación por un tumor cerebral

Del quirófano al podio en solo ocho meses

Del quirófano al podio en solo ocho meses

Cata Corró es sinónimo de superación. Es la historia de una mujer luchadora, que con solo 25 años aprecia la vida y la vive más que nadie. El pasado 9 de marzo, una semana antes de que se decretara el estado de alarma, la nadadora mallorquina pasaba por el quirófano por tercera vez en tres años para operarse de un tumor cerebral, y en solo ocho meses, solo ocho, regresaba a la pileta para colgarse nueve medallas, incluidos dos títulos de campeona de España, en el Nacional de invierno de piscina corta en Castellón. Su voluntad no tiene límites y, durante todo este tiempo, ha sido un claro ejemplo de resistencia y obstinación.

La pesadilla comenzó para Corró en marzo del 2017. Su cuerpo se quedaba inerte durante segundos, sin consciencia, y un TAC desveló la peor de las sospechas: un tumor cerebral le obligaba a pasar por quirófano. Para no causar daños irreparables, los médicos decidieron no extirpar del todo el nódulo, pero el tumor se reprodujo y Cata volvió a operarse en octubre de 2019. Lo que tenía que reproducirse en una media de cinco años, lo hizo en tan solo tres meses, por lo que la mallorquina era operada por tercera vez en marzo de 2020.

Tras un verano de durísimo trabajo, la prueba de fuego para Corró llegó el pasado día 20. En toda una declaración de intenciones, la nadadora de Inca se inscribía en cinco pruebas individuales de los Campeonatos de España, más cinco de relevos con su club, el Sabadell. Pronto demostró que las intenciones eran una realidad.

El viernes abría su participación en el torneo estatal con un bronce en los 800 libre, para imponerse poco después con autoridad en los 200 mariposa. Dominó su prueba fetiche de principio a fin, quedándose a solo 27 centésimas de su mejor marca personal en piscina corta. Impuso un ritmo endiablado en el primer cien y supo mantener a sus rivales a raya en la segunda parte, acabando la prueba en 2:08,94. Cerraba la primera jornada con dos platas en relevos con el CN Sabadell, en los 4x50 libre y en los 4x200 libre.

El sábado Corró se colgaba su segundo oro, en los 400 estilos, y completaba la sesión matinal con un segundo puesto en el relevo 4x50 estilos. Por la tarde, la nadadora de Inca sumaba una nueva plata en el relevo 4x100 libre, pero renunciaba a la prueba individual de los 400 libre, con la vista puesta en la jornada dominical. El domingo, la mallorquina quedaba tercera en los 200 estilos y segunda en el relevo 4x100 estilos.

El próximo 5 y 6 de diciembre, Castellón repartirá las primeras mínimas olímpicas para Tokio y aunque Corró se descarta de esas marcas, allí estará en los 200 y los 400 estilos, sus mejores bazas, para intentar dar la sorpresa, una más que le quiere dar a la vida.

«Estoy volviendo a comenzar, todavía no estoy a mi mejor nivel»

La nadadora mallorquina Cata Corró, en declaraciones al Diari de Sabadell, reconoció tras colgarse nueve medallas en el Nacional disputado este pasado fin de semana en Castellón que fue «toda una sorpresa» para ella los buenos resultados conseguidos durante el torneo. «Estoy volviendo a comenzar, sé que todavía no estoy a mi mejor nivel, pero mi reto ahora mismo es ir día a día, siguiendo el guion previsto que tenemos. Pequeñas metas para ir poco a poco ganando sensaciones», reconoció la inquera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats