«Solo ha faltado marcar», se lamentaba Jordi Roger, técnico del Baleares, después de que su equipo cayera derrotado por la mínima ante el San Sebastián de los Reyes. «Ellos han hecho muy poco para llevarse los tres puntos y si alguien ha atacado y ha tenido ocasiones para ganar hemos sido nosotros», aseguraba el catalán. «Ellos firmaban el empate desde el minuto 50, pero a veces el fútbol es así de injusto e ingrato. Nosotros merecíamos los tres puntos porque lo hemos intentado hasta el final y no puedo recriminar nada a los jugadores», reconoció el preparador blanquiazul.

El Baleares tuvo que hacer frente al rival «después de haber vivido tres semanas horrorosas». «Este pasado sábado fue la primera vez que entrenó todo el equipo de manera conjunta y pese a todo nos vamos fastidiados porque no queríamos este resultado ni lo hemos merecido de ninguna manera», argumentó Roger. «Ojalá algún día hagamos tan poco y ganemos. Hemos estado mejor en la segunda parte y hemos generado peligro. Ellos han sacado solo un córner y una falta al final y se han llevado los tres puntos. No busco excusas, solo me queda felicitar a mis jugadores por su actitud», reflexionó.

«A Pichín se le ha salido el hombro y parece que hasta Navidad no podremos contar con él», aseguró el catalán, quien reconoció que la falta de ritmo había pasado factura a algunos jugadores frente al San Sebastián de los Reyes: «Ahora toca recuperarse cuanto antes y pensar ya en el Real Madrid Castilla. De iniciono podíamos jugar con algunos futbolistas importantes como Luca o Vinicius, pero es normal dada la situación que hemos pasado».