Un casi milagroso parcial de 10-1 para el Urbia U Energia Palma en el cuarto set alejó el fantasma de la segunda derrota en 72 horas de diferencia que planeaba sobre Son Moix cuando el Melilla Sport Capital tenía en su mano darle al encuentro la estocada definitiva (15-21). El turno de servicio de Juanmi González fue determinante para forzar un desempate que salvó los muebles para el equipo que dirige Marcos Dreyer, que pasó de ver cómo su rival se llevaba de la isla los tres puntos a sumar dos que pueden ser balsámicos a nivel anímico.

El Urbia U Energia saltó al parqué contagiado por el frío ambiente de un desangelado Palau d‘Esports que registró una entrada menor de público de lo habitual al ser jornada intersemanal y disputarse el encuentro en horario todavía laboral. El técnico brasileño se percató y, en el ecuador del primer set, optó por dar entrada a Gaby Del Carmen por el citado González. El servicio y el bloqueo melillenses estaban causando estragos a la recepción y frustraban los ataque locales hasta arañar la primera manga (23-25).

Reaccionó el equipo de Ciutat logrando un arreón de puntos con el servicio de Abel Bernal bien entrado el segundo acto para situar la, hasta entonces, primera ventaja importante para los isleños (20-16). Rodrigo Pernambuco, que acabó como máximo anotador del encuentro con 26 puntos, ayudó a cerrar el set (25-21).

A pesar del golpe moral de lograr la igualada, el Urbia U Energia siguió a remolque de los nortafricanos en la tercera manga y el servicio de Ariel Giustiniano asestó un parcial de 0-6 para los visitantes que fue definitivo para el devenir del set (18-25). Dreyer buscó soluciones a los desajustes en la recepción de la mano de González pero el Melilla cogió la directa en el cuarto set situando la máxima diferencia de seis puntos (15-21). Fue entonces cuando el turno de servicio del onubense revolucionó el set, junto a tres bloqueos consecutivos de Valter Da Cruz, para voltear las situación(24-22). Más tuvo que sufrir el equipo palmesano para forzar la muerte súbita en la tercera oportunidad gracias a un certero remate de Del Carmen (26-24).

El quinto set fue una nueva montaña rusa. Dos servicios directos de Bernal daban la primera ventaja importante a los locales (11-8). Giustiniano dio réplica para el Melilla con su poderosos saque generando muchos problemas a los mallorquines (11-12), hasta que de nuevo González rescató al Urbia U Energia con dos remates dentro y la ayuda de un error del visitante Monfort en el punto de partido (15-13).

A pesar de que el equipo de Dreyer jugó con fuego ante un correoso Melilla, la aportación de los tres receptores en alternancia fue clave: Cairús (12 puntos), González (10) y Del Carmen (10).