Álex Pérez, entrenador del Palmer Alma Mediterránea Palma, mostró ayer su convencimiento de que sus jugadores obtendrán el domingo la primera victoria de la temporada ante el Força Lleida. “Tenemos muchas ganas de que llegue el partido y de lograr la primera victoria en casa a la que tanto nos está costando llegar”, indicó Pérez que añadió que el estado de ánimo del equipo es “estupendo”. “Tienen muchas ganas de poder disfrutar con el público ese primer triunfo”, dijo.

El pésimo inicio de temporada, con tres derrotas, y la llegada tardía de piezas clave como es Ronnie Harrell JR. no ha minado la moral de un vestuario que según Pérez está más que convencido de que este domingo a las 16.30 horas llegará la primera victoria de la temporada. “El estado de ánimo no es el mismo que podría tener un equipo veterano, que quizá tendría dudas, pero al ser un equipo joven y comprobar que se han perdido partidos por pequeños detalles, los chicos siguen convencidos de lo que hacemos”, señaló el técnico andaluz.

Uno de los objetivos del equipo es reducir los puntos encajados. “Si son 90 puntos que nosotros tengamos cien”, dijo. «Imponemos un ritmo frenético, por eso concedemos canastas fáciles de contraataque”. En ese sentido, el técnico explicó que se están haciendo modificaciones. “Estamos trabajando para poder llegar un poquito más frescos al final y limitar esa anotación rival en los últimos minutos. Estamos trabajando en la rotación. Creo que la pretemporada nos ha pasado factura en estos tres partidos», concluyó.