La Tercera División vuelve a competir. La mayor novedad deportiva es que la competición es de 22 equipos, que se han dividido en dos grupos de once. El Mallorca B, Ibiza, Constancia, Manacor, Platges de Calvià y Andratx parten como favoritos al ascenso por las plantillas que han confeccionado.

Se ha diseñado un calendario más corto de lo habitual al arrancar la Liga más tarde por la pandemia y con unas normas de competición distintas que afectan a los ascensos y descensos. Los equipos que suban lo harán a la categoría Segunda División RFEF (antigua Segunda B) al haberse creado para la próxima temporada la Primera División RFEF (Segunda B Pro), intermedia entre la actual Segunda División y Segunda B.

Los tres primeros de cada grupo optarán al ascenso. Se disputará en 6 jornadas, del 18 de abril al 23 de mayo de 2020, y se arrastrarán los puntos y goles obtenidos en la primera fase. No podrán jugar con los equipos de su mismo grupo de fase regular. Los dos primeros ascenderán a la Segunda División RFEF, los 4 restantes pasarán al playoff de ascenso.