Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Óscar Troya, entrenador del Poblense: «No somos profesionales, tenemos que economizar muy bien nuestro tiempo»

«Nuestro objetivo es ganar cada semana, no pensamos en nada más», señala el técnico

Óscar Troya durante un entrenamiento de pretemporada.

Óscar Troya durante un entrenamiento de pretemporada.

Y al fin llegó el momento del Poblense en Segunda B.

Es algo que perseguíamos y que se ha dado. Hay que darle normalidad. Era el sueño de unos y el objetivo de otros. Es una motivación para muchos de nosotros que hemos estado allí los últimos años. Se aúna todo en la ilusión.

¿Ansioso por el debut?

Vivo las cosas buenas y malas con mucha tranquilidad. Tengo ganas de empezar a competir porque se está haciendo larga la espera. Estamos en la segunda quincena de octubre y en esta fecha ya llevaríamos varios partidos de Liga, pero las cosas se han dado así. Tenemos ganas de que llegue el domingo, pero tampoco es una ansiedad.

Ha sido una pretemporada rara.

Rara y larga. Pocos partidos y muchos entrenos. Nos hemos adaptado bien. El final de la pretemporada ya ha llegado y el camino ha sido duro, pero ha sido bonito. El equipo se ha ido preparando. Hubiese preferido jugar cinco o seis partidos más pero las circunstancias no lo permiten. Veo al equipo preparadísimo para esta primera jornada.

Tras una temporada intachable en Tercera, todo se decidió en un eliminatoria no apta para cardíacos ante el Mallorca B.

Lo imaginábamos así. No solo el partido ante el Mallorca B, sino también la semifinal contra el Felanitx, que fue tremendamente complicada y con una gran igualdad. Sabíamos que habíamos hecho las cosas muy bien durante todo el año. En ese formato se igualó todo mucho más. Fueron 180 minutos donde sufrimos muchísimo, el equipo supo ir por debajo del marcador y al final, bien está lo que bien acaba.

¿Qué cambió para que después de tanto tiempo el Poblense lo lograse?

Hay que ser pragmático. Lo que ha cambiado es el resultado. El nivel de entrenamientos, de compromiso de los jugadores y la calidad de la plantilla ha sido igual que este año. No partíamos con el mejor presupuesto pero teníamos uno bueno y teníamos buenos jugadores sin dedicarnos 100% al fútbol. Este año salió porque los resultados se iban dando semana a semana. Creo que el hambre que tienen los jugadores de querer ser mejores y querer salir de la Tercera División influyó. Hemos manejado mucho mejor todas esas cosas pequeñas que pasan a lo largo de un año.

También es necesario algo de fortuna.

En momentos puntuales tuvimos esa dosis de fortuna. En años anteriores tuvimos lesiones, expulsiones, decisiones arbitrales que parecía que siempre nos perseguía algo. Y este año se fue cocinando durante toda la temporada para hacer un bloque serio, competitivo y que dominó todos esos detalles.

"Nos hubiese gustado poder renovar a toda la plantilla que logró el ascenso"

Óscar Troya - Entrenador del Poblense

decoration

El club ha apostado por mantener la mayoría de jugadores que consiguieron el ascenso.

Lo habíamos comentado y si hubiésemos podido habríamos renovado a todos. Por temas de fichas sub-23 y por acuerdos no ha podido ser. Queríamos renovar a todos y poder incorporar a gente sub-23 con hambre y que subiese la calidad del equipo.

¿Qué sabe del grupo madrileño que les ha tocado?

Ahora nos centramos en el Atlético de Madrid B. No vamos a mirar más allá. No somos profesionales, tenemos que economizar muy bien nuestro tiempo y ser productivos y para ello no puedo pensar en nueve equipos del grupo. A día de hoy te hablaría de sensaciones, pero sin un conocimiento cierto del grupo. Como no tenemos capacidad para poder analizar a los nueve equipos, lo que hacemos es centrarnos en el equipo que toca cada semana. Pensamos única y exclusivamente en el Atlético de Madrid.

¿Es complicado mentalizar a los jugadores con el vertiginoso nuevo formato de competición?

Está súper bien. Estamos donde queremos estar y así todo es más sencillo. Desde esta posición las adversidades se ven más fáciles de superar y lo malo lo transformamos en positivo. Lo que queremos es comenzar a competir. El formato es el que es, nos toca afrontarlo, competirlo y disfrutarlo.

El objetivo del Poblense es la permanencia. ¿Tiene mimbres para ello?

Hay plantilla para ganar el domingo al Atlético de Madrid este domingo en el Cerro del Espino. Para eso hay muchísimos mimbres. Nuestro objetivo es ganar cada semana, no pensamos en nada más. No es la permanencia, no es meternos en playoff de ascenso, no es meternos en playoff de una Liga pro… Ese fue el objetivo también el año pasado y de ahí no nos van a sacar. A ver para qué nos da. No sé dónde va a estar el Poblense a final de año.

Habrá derbi mallorquín este año. ¿Cómo ve al Atlético Baleares?

Tiene un equipazo. Han hecho las cosas muy bien. Es un equipo que necesitará un periodo de adaptación porque tienen mucha gente nueva, pero está hecho para pelear por los objetivos más altos de la categoría. El derbi lo viviremos con muchísima ilusión, aunque ojalá hubiese tres o cuatro equipos baleares más. Espero que sea una fiesta del fútbol balear.

Por fin habrá público en un partido oficial. ¿Es una decisión acertada o se está corriendo demasiado riesgo?

En según que estadios y el número de espectadores que se plantea se puede hacer con todas las medidas de seguridad para que no se contagie nadie. Hablamos de campos muy grandes. En sa Pobla caben siete u ocho mil espectadores. No creo que represente un riesgo mayor a la vida cotidiana que estamos haciendo y sí está permitida. Aunque ojalá se pueda solucionar el tema sanitario para que todo el mundo pueda volver al fútbol. Sin espectadores no es fútbol.

Usted ya ha demostrado en la isla de lo que es capaz como entrenador. ¿Se ve entrenando en Segunda?

No me da miedo nada. Tanto yo como mi cuerpo técnico estamos preparados para lo que venga. A partir de ahí, con el bagaje de salud que tengo, el futuro es lo que menos me importa. Lo que más me importa es el presente. Centrarse en un futuro incierto nos lleva al error.

¿Goza de buena salud el fútbol balear?

Tanto el futbolista como el entrenador balear están muy preparado para dar el salto al mundo profesional. Desgraciadamente, de los banquillos de los cuatro equipos baleares de Segunda B, creo que el único mallorquín soy yo. Pero podría ser cualquier otro que estuviese entrenando en Tercera División o Preferente porque aquí el nivel de formación es muy alto.

¿Cómo es Óscar Troya como entrenador?

Los que me tienen que valorar son mis jugadores. Me considero un entrenador bastante normal. Dialogante, que le gusta muchísimo lo que hace y que quiere conseguir los méritos a través del trabajo. Trabajar, trabajar y trabajar. Soy una persona en continua formación y cercano a la gente. A nivel futbolístico prefiero que los halagos y las críticas sean de otros, no que vengan de mí.

¿Qué no perdona en un futbolista?

No soy una persona rencorosa. No soy extremista en mis decisiones. Lo que quiero es futbolistas con pasión, futbolistas que se quieran poner la camiseta cada semana para ser mejores y futbolistas que quieran competir cada vez más, sin ponerse un techo. Intento rodearme de eso. Pero también tengo claro que cada uno tiene su forma de ser, aunque me siento más a gusto si estoy con gente que tiene hambre.

¿Cómo se encuentra de la enfermedad que tuvo?

Olvidada. Estoy muy bien. La enfermedad te hace ver la vida de otra manera y te lleva a ese espacio reflexivo que te hace disfrutar mucho más del presente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats