La Federación Balear de Trot ha abierto diligencias para esclarecer el presunto caso de maltrato animal a una yegua a la que un conductor mallorquín dio de beber cava, como denunció públicamente este jueves una asociación animalista. La federación remitirá la documentación al Seprona y en caso de que haya causa se presentará como acusación particular.

Según ha informado el Institut de l'Esport Hípic de Mallorca -organismo dependiente del Consell de Mallorca-, los hechos tuvieron lugar fuera de las instalaciones del Hipódromo de Manacor, en un recinto de propiedad privada.

Los veterinarios del instituto están colaborando con la Federación Balear de Trot para aclarar los hechos. Una vez que finalicen estas diligencias, se trasladarán al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil si se considera necesario. En el caso de que se abra juicio contra el conductor Miquel Mestre, la federación se presentará como acusación particular.

El Institut de l'Esport Hípic de Mallorca y la Federación Balear de Trot han expresado su condena a los hechos, que fueron recogidos en vídeo, y se han mostrado en contra de la "actitud irresponsable" del conductor, "alejada del bienestar animal" con el que las dos organizaciones afirman estar "totalmente comprometidos".

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes 12 de octubre, cuando la vencedora del 'Gran Premi de Manacor', Helen Llinaritx, fue obligada a beber cava por parte de Miquel Mestre, tras su victoria en el Hipòdrom de Manacor, según denunció la Asociación Animalista de Baleares (Assaib), que dio este jueves la voz de alarma, alertada por la existencia del vídeo que se publicó en una red social. En las imágenes se puede ver al jinete dándole de beber una botella de cava al animal, delante de otras personas que le animan.

La asociación expresó su "indignación" por los hechos y apuntó que el jinete ya había sido "sancionado por la federación francesa de trote debido al dopaje de cuatro caballos", "medidas que la federación balear hizo extensivas aquí junto con la prohibición de la entrada a los recintos hípicos de trote, debido al extenso historial de sanciones y reincidencias que acumula".