Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trial

Toni Bou: "Mis 28 títulos mundiales son la bomba, pero Nadal es una locura"

«Rafa y yo sabemos que en la élite mundial, lo que más cuesta no es ganar sino volver a ganar», confiesa el campeonísimo de trial

Toni Bou celebrando la victoria en una prueba del Mundial.

Toni Bou celebrando la victoria en una prueba del Mundial.

Nadie pretende compararse con Rafel Nadal. Nadie. Ni lo pretende, ni lo ha soñado jamás, ni tendría sentido. Ni siquiera el gran, el inmenso, el invencible Toni Bou, que, curiosamente, este sábado cumplirá los mismos 34 años que tiene el señor de los anillos del tenis mundial, el caballero de Manacor, que suma 20 Grand Slam, los mismos que el suizo Roger Federer, 13 de ellos en Roland Garros.

Y, desde luego, Bou, que no ha descansado ni 24 horas después de conquistar, en Italia, su 28 título mundial de trial, 14 bajo techo y 14 al aire libre, no pretende equipararse a Nadal, pese a ser, sin duda, uno de los deportistas mundiales con más trofeos, títulos y competiciones en su haber. “Mis 28 títulos mundiales son, sí, por qué negarlo, la bomba, pero lo de Nadal es la locura, gestas de otra galaxia”, cuenta Bou, poco antes de volver a entrenarse para seguir compitiendo o, en su caso, ganando.

Lo difícil es volver a ganar

Es evidente que el trial y el tenis no son comparables, pero lo importante de estos dos señores del deporte, de estos dos auténticos prodigios, tanto física como mentalmente, es su enorme capacidad para seguir tan motivados como el primer día, como tras lograr su primer título y mantenerse en la cima de su deporte durante tantos años. “Yo creo que Rafa y yo tenemos muchísimas cosas en común. La primera, tal vez, que aprendimos muy pronto que sin sacrificio y duro trabajo no se consigue nada. Y, sobre todo, que, en la élite mundial, lo importante no es ganar sino volver a ganar, seguir ganando, ¡eso es lo más complicado!”

Bou coincide con Nadal en que “cuando empieza una competición, en mi caso cualquier trial, en el de Rafa, supongo, cualquier torneo en tierra batida, la gente te da ya por ganador, cuando tú sabes, perfectamente, lo mucho que te costará ganar ese torneo, pese a que lo hayas conseguido en innumerables ocasiones. No sé, yo cuando afronto el trial del Palau Sant Jordi, mi casa, mi Philippe Chratier, lo hago, por supuesto, con la mentalidad de ganar, como he hecho en las doce anteriores ocasiones que he empezado la competición ahí. Pero eso no significa que vaya a ganar con una mano, ni mucho menos. La semana previa al Sant Jordi es de una tensión inigualable”.

Bou asegura que esa competición, competir en casa, te provoca recuerdos maravillosos “que, como en el caso de Rafa, supongo, debes convertir en motivación más que en una presión añadida. Yo, en el Sant Jordi, de verdad, paladeo hasta los olores. Y, cuando ganas es increíble, por eso entiendo la emoción y las lágrimas de Rafa en París, porque yo también las vivo en muchos sitios que me son comunes y me traen maravillosos recuerdos”.

El mejor campeón de trial de todos los tiempos defiende que “la gente te ve ganador siempre y, curiosamente, tú sabes, por experiencia, que cuantas más veces ganas, cuanto más fácil parece para los demás, más difícil lo es para ti. Cuanto más ganas, más cerca estás de perder. Insisto, cuesta mucho más repetir que ganar el primer título ¡vaya que sí!”

Buscar la motivación        

Bou defiende que ni él ni Nadal van ya a sorprender a nadie. Todo el mundo sabe lo que van a hacer, por eso han de hacerlo siempre mejor que el rival, de lo contrario no ganan. “Todo es como el primer año, como el primer día y cada mañana, cuando te levantas, has de buscar la motivación para que sea así. Yo, como Rafa, trato siempre de ver la botella medio llena, de quedarme siempre con lo positivo de la vida. Si piensas que perder será un desastre, será muy difícil motivarte. Eso sí, lo más duro y de eso sabemos mucho, tanto Rafa como yo, es volver a levantarte, no tras una derrota, sino tras una lesión. Volver a ser el mismo tras una lesión es durísimo, pues ya tenemos 34 años y no es como cuando teníamos 18, no”.

Este auténtico mito del trial reconoce que tanto Rafel como él saben perfectamente lo que deben hacer para ganar. “Cuando oigo a Rafa decir que siempre se puede mejorar me veo reflejado en él. Y es que tiene razón: siempre se puede hacer mejor, siempre te queda camino por recorrer, insisto, aunque los demás te vean perfecto, casi invencible, tú sabes que no es así. Es imposible no ser mejor, imposible”.

Bou asegura, porque le ha dado muchas vueltas al tema, que tiene muchos puntos en común con el campeonísimo de Roland Garros. “Los dos, por ejemplo, somos muy físicos y, a la vez, trabajamos cada día para ser mejores técnicamente. Con la edad, las lesiones nos han hecho ser más fuertes y obligado a ser más estrategas, yo en las zonas y él, en la pista. Todo pasa por sentirte bien físicamente. Si estás sano y fuerte, todo es posible», concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats