Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tour de Francia

“Con catorce años ya le dije a Enric que podía ganar el Tour de Francia”

El exciclista profesional Toni Colom, descubridor de Mas y ahora su asesor deportivo, valora el quinto puesto del artanenc, “pero la aspiración debe ser ganar, si el objetivo solo es el podio no es la mentalidad correcta”

Enric Mas, en su etapa en el Quick Step, junto a Toni Colom.

Enric Mas, en su etapa en el Quick Step, junto a Toni Colom.

Toni Colom es durante estos días una de las personas más felices que hay sobre la tierra. No es para menos. El pasado domingo vio cómo el ciclista al que descubrió con apenas catorce años cuando era director técnico de la Escola Balear de l’Esport (EBE) acababa el Tour, la prueba ciclista por excelencia, en quinto lugar. El exciclista, que sabe lo que es correr la ronda francesa y el Giro, está orgulloso del que fue su pupilo en sus inicios en el mundo del pedal. 

“Enric ha sabido llevar muy bien la presión de ser el líder del mejor equipo del mundo. Hay que tener en cuenta que solo tiene 25 años, y aunque Pogacar ya haya ganado con 21, tengo claro una cosa: para las distancias largas a nivel físico hay que estar maduro. Y este año ha sido una gran experiencia para él, que le servirá para el futuro”, explica el que fue doble campeón del mundo de Ironman de media distancia. “Pogacar y Bernal pueden volver a ganar”, continúa, pero es importante que exista una base, y uno de los mejores colocados es él. Los quince días que trabajó en el Tour del año pasado para Alaphilipe en el Quick Step, es de un valor incalculable. Convivió con el maillot amarillo, y entendió cuál es la exigencia y la presión que supone llevar un maillot de este tipo”. 

“En un año ha pasado de promesa a aspirante a poder ganar el Tour”, añade el de Bunyola. “En la etapa de montaña que se corría en tierra estuvo con los de delante, lo que es muy importante para darse cuenta de que puede codearse con los mejores”.

Colom, que quiere dar todo el protagonismo al líder de Movistar, es consciente de la dificultad que tendrá Mas en los próximos años en su objetivo de conquistar el Tour al coincidir con jóvenes ciclistas de primer nivel, empezando por el ganador Tadej Pogacar o el colombiano Egan Bernal, vencedor en París el pasado año. “Los jóvenes están apretando con fuerza, pero el año que viene, en un equipo más asentado, con Valverde a su disposición, tendrá una buena oportunidad. Yo le conozco, y estoy seguro que Enric piensa: ‘Aparte de adaptarme, demostraré que no os habéis equivocado conmigo’. Es muy competitivo,  este querer demostrar que es uno de los mejores del mundo, le lleva a esto. Tiene muy claro a lo que quiere llegar”, subraya.

“Tiene pocas cosas que mejorar. Quizá le falta dar las órdenes que ha de asumir un líder, pero ya lo aprenderá”

decoration

Colom, que a sus 42 años es uno de los entrenadores más solicitados, valora el quinto puesto de Enric, pero tiene claro que “la aspiración debe ser ganar. Da igual los corredores que haya. Si el objetivo solo es el podio no es la mentalidad correcta. Con 14 años ya le dije que podía ganar el Tour”.  

  El exciclista aplaude la quinta plaza del corredor de Artà porque “ha competido con los mejores corredores del mundo en la mejor prueba del mundo, que este año ha sido de una exigencia brutal a nivel de ritmo. La velocidad media ha sido una agonía”.

Lo que debe mejorar

Qué le falta a Enric Mas para llegar a ser un corredor completo. Esta es una pregunta a la que tiene respuesta Colom. “Tiene capacidad de mejora en contrarreloj y en escalada. No creo que haya que mejorar muchas cosas, que se han de acabar de poner en su sitio. En la crono tácticamente está a un nivel que difícilmente puede estar mejor, la forma en que se coloca en las carreras, en los abanicos no le cogen nunca. Quizá le falta dar las órdenes que ha de asumir un líder, el tomar decisiones, pero lo aprenderá con el tiempo”

  Colom fue testigo directo de la formación de Enric Mas. “La principal virtud que puedo tener como entrenador es que digo las cosas como las siento. Lo primero son los estudios y después la bicicleta. A Enric le tiré de las orjeas alguna vez. Todos los grandes campeones necesitan que se les diga las cosas claras”, concluye con una sonrisa.

Personalidad

Toni Colom conoce como pocos a Enric Mas, y es la persona indicada para describir cómo es el líder del Movistar sin estar sobre la bicicleta: “El saber escuchar le ha hecho madurar mucho. Es una persona muy tranquila, para sacarlo de sus casillas hay que ponerle muy nervioso”, explica Colom, que también desvela que “no le gustan las entrevistas, lo que más le apasiona es correr y competir, y pegarse con los mejores. Dice siempre lo que piensa”

Enric Mas -el cuarto por la derecha en la fila de arriba-, con 15 años, en un Critèrium en Palma. T. Arbona

El descubridor de Mas destaca su gran profesionalidad. “A diferencia de otros, durante el confinamiento trabajó horas y horas el aspecto físico. Es de una mentalidad muy dura, pero sabe que para llegar lejos en este deporte tan exigente hay que sacrificarse. Estuvo tres meses sin ver a la familia”, concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats