Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión: Sigue siendo el rey de la tierra

Nadal golpea de revés en su partido ante Carreño.

Nadal golpea de revés en su partido ante Carreño.

Partidos como el de ayer, aunque solo se trate de una segunda ronda de un Masters 1.000, demuestran porqué Nadal es el rey indiscutible de la tierra batida. Como si no hubiera pasado el tiempo, y tras doscientos días sin jugar un partido oficial, el tenista de Manacor ofreció toda una demostración de fuerza, de carácter y poderío que solo unos elegidos son capaces de ofrecer. No se puede jugar mejor tras un parón tan largo. Los próximos partidos, que le deben conducir a la final del lunes, deben servirle de puesta a punto para intentar levantar el trofeo romano por décima vez y, sobre todo, para afrontar con garantías Roland Garros, el gran objetivo de la temporada, que empieza a final de mes. Es muy pronto para extraer conclusiones por un único partido, pero las sensaciones son inmejorables. Fino en la pista, físicamente hecho un toro, Nadal ha demostrado de lo que es capaz en su regreso. Ahora mismo, solo Djokovic y Thiem parecen capaces de plantarle cara.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats