Poblense y Mallorca B se enfrentan esta noche (21:00 horas) en el municipal de Santanyí en busca del ascenso a Segunda División B. En una campaña atípica, suspendida casi cinco meses por culpa del coronavirus, azulgranas y bermellones se juegan la temporada en 90 minutos. El partido se podrá por internet (Footters) y por IB3 Televisió.

Parte con ventaja el Poblense, al que le basta un empate para ascender al ser líder de Tercera cuando se produjo el parón. Con un empate ante el Felanitx (1-1) ya se clasificó para la final y hoy espera sufrir menos para volver, 38 años después, a Segunda B.

Ayer tarde, todos los componentes de la plantilla del Poblense realizaron una suave sesión de entrenamiento para tener la última toma de contacto y ultimar detalles sobre la preparación del partido frente al Mallorca B.

Con la recuperación de Dani Benítez, que ante el Felanitx fue baja por sanción federativa, el técnico Óscar Troya podrá contar con todos sus jugadores y confeccionar el once inicial de su equipo y poder realizar las variantes que crea conveniente según el desarrollo del partido.

"Durante toda la semana se ha respirado un buen ambiente, después de haber superado con el empate a un gol, el duro escollo que supuso el Felanitx en el encuentro de semifinales", explicó el director técnico del Poblense, Martí Munar, quien añadió que el partido ante el Mallorca B "será algo diferente al de la pasada semana, dada la reconocida calidad de los dos equipos y sin menospreciar el buen trabajo que hizo el Felanitx". "Si bien seguramente se verá un fútbol más fluido y con más espacios, no se verá un partido de excesiva calidad, dada las circunstancias especiales de esta eliminatoria", agregó, y señaló que cree que será "un encuentro con escaso movimiento de goles".

Por lo que respecta al filial del Mallorca, en principio el técnico Julián Robles podrá contar con todos sus futbolistas, entre ellos varios de los que se han estado ejercitando durante los dos últimos meses con la primera plantilla bermellona como el central Fran González o el portero Jesús Ruiz. Una de las posibilidades que se han manejado esta semana era que el entrenador rojillo pudiera disponer de los cadetes Luka Romero y Rafel Obrador.