Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los play off exprés (casi) imposibles de Segunda B y Tercera División

El fútbol 'no profesional' duda de la viabilidad de unas eliminatorias que aumentan sus gastos

Alberto Gil y Pierre durante el derbi Atlético Baleares-Ibiza disputado el pasado 8 de marzo.

Alberto Gil y Pierre durante el derbi Atlético Baleares-Ibiza disputado el pasado 8 de marzo. pere joan oliver

Mientras Javier Tebas, presidente de LaLiga, sigue adelante con el regreso del fútbol, saltándose, incluso, algunas de las recomendaciones del Consejo Superior de Deportes (CSD), como que los test coronavirus debían realizarse a los futbolistas bajo prescripción médica, Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, paralizó y sembró la incertidumbre al decidir que los campeonatos de Segunda B y Tercera se daban por concluidos y puso en marcha unos play off exprés, que están provocando enorme incertidumbre y todo tipo de comentarios e, incluso, el enfrentamiento entre clubs, aficiones, presidentes, entrenadores y jugadores, que no cesan de cruzarse acusaciones ante la sospecha de que si, finalmente, no se pueden jugar esas eliminatorias, los líderes de cada grupo ascenderán automáticamente de categoría, cosa que no recoge documento alguno pero que, más de un presidente, como Miquel Bestard, de la Federación Balear de Fútbol, ya ha prometido a más de un equipo, concretamente al Atlético Baleares.

Estadios municipales cerrados

Es evidente que la situación es distinta cuando se habla de Segunda B, equipos auténticamente profesionales, se quiera o no reconocer, y la Tercera División. Pero las dificultades son enormes para todos ellos, no solo del tipo económico a la hora de afrontar un final de temporada que todavía no tiene fecha ni escenario y, ya no digamos, la realización de los test para poder competir en igualdad de condiciones que lo están haciendo la Primera y Segunda División, cuyos futbolistas, técnicos y demás auxiliares pasan continuamente análisis, pagados por LaLiga.

A todo ello hay que añadir que la gran mayoría de clubs implicados en estos play off exprés, tanto en una categoría como otra, no poseen ni estadio ni, a menudo, instalaciones propias, que, al ser municipales, están a expensas de que los ayuntamientos de sus ciudades, cada uno en una fase de desescalada distinta, puedan o no, abrir esos recintos y correr, tal vez, con los gastos que ello supone.

Todo empezó con las sospechas mostradas por Pablo Alfaro, entrenador del millonario Ibiza de Amadeo Salvo (segundo del Grupo I de Segunda B), y secundadas por Joaquín Parra, presidente del Badajoz (tercero del Grupo IV), que coincidieron en denunciar que los líderes de cada grupo (Atlético Baleares, Logroñés, Castellón y Cartagena) podían simular o provocar falsos positivos de coronavirus para que se suspendiera la competición y así ascender directamente.

"Hay clubs", dijo Alfaro en la cadena SER, "a los que les interesa no jugar el play off, de ahí que piense que pueden haber contagios sospechosos". "Es una realidad que tememos, sí", añadió Parra, "pues sabiendo que es la puerta para ascender, nos tememos que pasen cosas raras". Lo que empezó así ha terminado, de momento, con un recurso de alzada presentado por el San Fernando, sexto del Grupo IV, ante el CSD para que anule esos play off "pues, si existen las condiciones de jugar, aunque sea unas eliminatorias finales, ¿por qué no se puede reanudar la Liga y jugar todos los partidos que faltan?".

El sueño de todos

La sensación que tienen muchos de los dirigentes, ejecutivos y staff técnicos de los equipos implicados en estos curiosos play off exprés es que, en el momento en que se están preparando unas elecciones muy reñidas a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales no se ha atrevido a dar por terminadas los campeonatos considerados 'no profesionales', aunque en realidad sí lo son.

Y, en ese sentido, el presidente de la Federación ha preferido contentar a todo el mundo (o casi) y crear estas eliminatorias, de momento escasamente definidas y carentes, no solo de protocolo sino de libro de ruta e, incluso, de la fórmula o criterios con los que, al final, se decidirán los dos últimos equipos repescados de Tercera que completarán los ascensos a Segunda B. La sensación general es que si, finalmente, el Ministerio de Sanidad ve complicado que se celebren estos play off, Rubiales quedará como el presidente que lo intentó y nadie podrá culparle de haber suspendido las competiciones.

"Una cosa está clara", señala Bruno Batlle, director general del Sabadell (Segunda B), "los 16 equipos de Segunda B implicados en este play off tenemos fuerzas y medios para afrontar la situación y hacer frente a los gastos que se nos presenten, pues la recompensa, el premio, es tan grande, tan preciosa, tan valiosa que vale la pena intentarlo". A Batlle no le extraña que los líderes de cada grupo o sus entornos hagan ruido haciendo ver que los play off son imposibles e, incluso, poniendo en marcha a sus peñas, que acaban de firmar una carta sugiriendo que "no se pueden jugar en igualdad de condiciones".

"Veamos, si el 13 de mayo se abrieron los bares, cómo es posible decir que en un par de meses no podremos jugar a fútbol", comenta Batlle, que añade, incluso, que el play of podría jugarse en un lugar tan ideal como el Pinatar de Murcia, con un montón de campos de fútbol y hoteles a su alrededor, centro que los equipo europeos utilizan en invierno cuando se detienen sus campeonatos. "Es verdad que será difícil que exista una igualdad de condiciones ¡hombre, los jóvenes de los filiales de Barça.

Andrés Manzano, director general y director deportivo del Cornellá, al margen de experto en derecho deportivo, la sinceridad personificada, reconoce que si él fuese uno de los líderes de Segunda B tal vez se haría el remolón y no querría jugar estos play off exprés. "Es evidente que tenemos muchos problemas, claro que sí, es más, yo aún no lo tengo muy claro que me salga a cuenta jugarlos, pero tengo la sensación de que se van a jugar. Eso sí, lo ideal sería que fuese en las mismas condiciones que se están utilizando en el regreso del fútbol profesional de Primera y Segunda División. ¿Por qué?, pues sencillamente porque la Segunda B también es profesional, quieran o no reconocerlo. Muy profesional. En el contrato de mis futbolistas pone 'jugador de fútbol', pagan sus impuestos y, por tanto, deberían regresar a sus puestos de trabajo en las mismas condiciones que lo hacen Messi y compañía. Y eso es lo que no ocurrirá. Y es muy injusto".

Duelen las sospechas

Manzano cree que no hay que tener prisa ni angustiarse al dudar de si se van a poder jugar o no estos play off. "Es evidente que tener, en estos momentos, un campo municipal cerrado dificulta el regreso, pero puedes alquilar otra instalación. Y, además, la Primera dice que regresa el 12 de junio y han empezado a entrenarse un mes antes, así que nosotros con empezar a entrenarnos a mediados de junio tendríamos suficiente".

A Manzano le duele en el alma que se haya dudado de los futbolistas y que alguien imagine que van a fingir positivos de coronavirus para ascender directamente. "¡Por Dios!, los futbolistas juegan por la gloria, se matan en los entrenamientos y pelearían estos play off incluso pagándose de su bolsillo los test. Yo solo digo una cosa: si en julio no podemos jugar a fútbol es que este país tendrá un problema mucho más gordo del que hemos sufrido y, por supuesto, superior al fútbol".

En el Atlético Baleares (primero del Grupo I), las dudas son muchas en torno al regreso y en cómo se va a realizar. El club mallorquín ha pedido información sobre cómo y cúando se debe volver a los entrenamientos. "De momento, nada. Ni del CSD ni de la Federación Española", señala en declaraciones a DIARIO de MALLORCA Guillermo Pisano, gerente del equipo palmesano y que ya sabe que varios de sus rivales "han hecho test a sus jugadores y están entrenando. Incluso, parece que Sabadell y Cornellà lo harán a partir del 1 de junio". "Se habla de que la competición volverá el 15 de julio, pero que habría que estar en Pinatar 14 días antes. ¿Podremos estar los 16 equipos allí? No hay muchos hoteles, ¿tendremos que compartir el hotel con otros equipos", se cuestiona el directivo blanquiazul, que añade otra cuestión deportiva: "¿Y qué pasa con los cedidos cuya vinculación acaba el 30 de junio?".

Es evidente que la problemática de Tercera División es mucho más dura. Santi Ballesté, presidente de L'Hospitalet, líder del Grupo V de Tercera División, ve imposible que se dispute el play off exprés. "Mi teoría desde el primer día es que son inviables. Yo creo que llegará un momento en que Sanidad dirá que no se puede jugar por una cuestión de seguridad sanitaria de los futbolistas, creo", señala Ballesté, que ve problemas de contratos, jugadores cedidos, extranjeros, algunos ya comprometidos con otros clubs, instalación municipal cerrada...

¿Y quién paga los test?

"Nadie tiene dinero en Tercera para afrontar los gastos de los test y ¡hay que hacerlos!, porque estamos diciendo que este fútbol es igual que el grande y que todos somos iguales. Aquí, los más fastidiados somos los líderes, pues los segundos, terceros y cuartos están felices al regalarles una oportunidad como este play off, los del centro más y los de abajo ya saben que no van a descender. Aquí, los únicos que se la juegan son los líderes, que, encima, son líderes tras celebrarse las tres cuartas partes del campeonato y parece que se lo hayan regalado".

"Está todo muy oscuro, mucho", señala el técnico mallorquín Jonathan Risueño, entrenador del 'Hospi' y que en Mallorca dirigió, entre otros, al Rotlet Molinar palmesano. "Ya no digamos el tema de la salud y los test, que aún no se sabe quién los paga. Los jugadores volverán a entrenarse casi tres meses después del último partido, celebrado el 8 de marzo", expone, y añade: "No se sabe dónde se jugará todo esto y, peor aún, cuando se acaben los play off, si es que se juegan, la Federación decidirá quó otros dos equipos son repescados y ascienden con los que se lo hayan ganado en el campo; y el criterio para escoger a esos dos equipos se desconoce". "Lo lógico sería que ya se conociesen esos criterios ¿no?, pues, no, no se conocen", concluye.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • El Atlético Baleares ascenderá a Segunda si no hay 'play off exprés'
  • El Atlético Baleares amenaza con no jugar el play-off de ascenso

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats