Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina morada

El peor momento para ganar

La victoria del Mallorca ante el Valencia no llega en un buen momento. El abultado triunfo no debe ocultar las necesidades que todavía tiene este plantel. Fichar es una obligación.

El peor momento para ganar

El peor momento para ganar

Que la abultada victoria conseguida por el Real Mallorca ante un equipo Championsabultada victoria conseguida por el Real Mallorca ante un equipo Champions no rebaje ni un ápice del trabajo que la dirección deportiva del club tiene todavía por delante. Mucho me temo que este triunfo del conjunto bermellón llega en el peor momento. Entiéndame. Si a la propiedad americana ya no la veía muy por la labor de realizar una inversión importante en el presente mercado invernal, ahora Maheta Molango se las tendrá que arreglar, más si cabe, para convencer a Sarver y compañía de que esos refuerzos siguen siendo todavía una necesidad. El 4 a 1 frente al Valencia no puede ocultar las carencias de un plantel que ayer saltó al terreno de juego con nueve titulares del pasado curso. El acierto con Pozo, la primera llegada, es grande, pero el desatino de la secretaría técnica para hacer hueco en un vestuario atestado de jugadores sin minutos es, cuanto menos, preocupante. Aridai ha abierto la puerta por la que todavía deben salir unos cuantos compañeros. Que pasen.

Personas antes que futbolistas

"Pues me preguntó por mi vida personal, que cómo estaba yo. Antes de futbolistas somos personas", señaló Samuel Shashoua, jugador del Atlético Baleares, en el día de su regreso. El británico fue cuestionado por la conversación que había mantenido con Manix Mandiola, a quien volvió a ver tras más de medio año sin cruzar palabra. Entiendo que no fue una reprimenda por la pregunta, pero en muchas ocasiones los periodistas olvidamos que los futbolistas, antes que deportistas, son personas. Algo muy parecido le pasa al Atlético Baleares, a quien parece que también hay que recordárselo. El trato del club blanquiazul con Canario es más que cuestionable. Un jugador entregado, que se lesionó de gravedad y al que todavía no han ofrecido renovación alguna. La afición balearica se ha volcado con el futbolista por el trato recibido y parece que la causa y su lucha han dado sus frutos y el club ha reaccionado. Esperemos que sea así.

Dos regresos de lo más esperados

La pasada semana llegó tambíen cargada de dos grandísimas noticias: el regreso de dos campeonas a sus respectivos deportes. Alba Torrens llevaba nueve meses sin pisar una cancha de baloncesto. La de Binissalem ha estado convaleciente por una lesión en la rodilla, lo que le obligó a renunciar al Europeo, en el que sus compañeras se llevaron el oro. Tokio, a la vuelta de la esquina, es el gran objetivo de la alero. Y de la cancha pasamos a la pileta, donde volvió a sumergirse la inquera Cata Corró, solo tres meses después de ser intervenida por segunda vez de un tumor cerebral. Fue en el Campionat de Catalunya, en la modalidad de 100 metros mariposa y donde logró una meritoria quinta posición. Ánimo campeonas, que 2020 sea un año para olvidar su antecesor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats