Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El jugador

La semana perfecta de Messi

Con los tres goles al Mallorca, el argentino suma ya 35 tripletes días después del Balón de Oro

Leo Messi sonríe  tras marcar ante el Mallorca.

Leo Messi sonríe tras marcar ante el Mallorca. Xavi Bonilla / Europa Press

Leo Messi se ha convertido en el jugador que más tripletes ha marcado en la historia de la Liga, después de los tres goles que marcó el pasado sábado al Mallorca en el Camp Nou. Según datos de LaLiga, la estrella azulgrana, de 32 años, suma actualmente un total de 35 tripletes, uno más que Cristiano Ronaldo, quien no lo está pasando bien en la Juventus.

Leo Messi ha conseguido en total 47 'hat-tricks' vistiendo la camiseta del Barcelona, su único club, lo que le permite también superar a Cristiano Ronaldo en esta faceta. El portugués, según datos de 'michelacosta.com', suma a nivel de clubes 46 tripletes, repartidos entres los 44 que consiguió con el Real Madrid, uno con el Manchester United y otro con la Juventus. No obstante, a nivel general, gracias a sus actuaciones con la selección de Portugal, Cristiano Ronaldo sigue superando, de momento, a Messi en el número de tripletes. El luso lleva marcados 55 tripletes, de los cuales 9 son con Portugal, mientras que Messi ha conseguido dos menos, 53, de ellos seis con Argentina.

Precisamente esta temporada, Messi ya suma dos tripletes con el Barcelona, los mismos que ha conseguido Cristiano Ronaldo, pero con la selección portuguesa.

La diferencia estadística se ha ido acortando en los últimos años, en especial en el curso anterior y en el actual, cuando Ronaldo decidió irse a Italia. Desde entonces, Messi prácticamente dobla en el apartado goleador a Ronaldo. El año pasado acabó con 51 goles con el Barça mientras que Ronaldo se quedó en 27 con la Juventus y en la presente temporada el argentino lleva 14 tantos por 7 del luso. Estadísticas cosechadas en prácticamente los mismos minutos de juego.

Mientras Messi firmaba otro recital ante el Mallorca, Ronaldo sufría, pese a su gol, una dolorosa derrota contra la Lazio que les apartaba del liderato. A la postre, únicamente son tres puntos perdidos para los turineses, pero en la distancia fue otra derrota del portugués en su duelo particular con el rosarino. En la balanza entre las dos leyendas vivas del fútbol empieza a pesar más la 'magia' de Messi que la competitividad de Ronaldo.

Messi demostró ante el Mallorca que se encuentra en un gran momento de forma, justo cuando se asoma una semana importante, con la visita el sábado a San Sebastián para enfrentarse a la Real y recibir el miércoles 18 al Real Madrid en el Camp Nou) con el viento a favor tras encadenar cinco victorias consecutivas (cuatro en Liga y una en Champions, con un contundente parcial de 15 goles a favor y solo cinco en contra).

El Barça viaja este lunes a Milán para disputar un partido intrascendente en la Liga de Campeones, con un Messi que se lo está pasando en grande en las últimas semanas después de haber sufrido un complicado inicio de temporada. Una lesión muscular en el sóleo le hizo estar de baja en cinco de las siete primeras jornadas, impidiendo así la conexión entre el nuevo tridente que nacía. No coincidía en el campo con Griezmann, el recién llegado, ni tampoco con Suárez, su amigo del alma.

Los dos últimos meses

Pero todo ha cambiado en los dos últimos meses. Poco antes incluso de que recibiera la noticia de que había ganado el Balón de Oro, el sexto de su inacabable carrera. Messi se divierte de tal manera que apenas ha necesitado siete jornadas para adelantar al mejor Benzema nunca visto de cara al gol.

El francés aprovechó ese par de problemas físicos del argentino para tomar una sustancial ventaja: 6-1 ganaba el delantero del Madrid. Era a inicios de octubre. Cuando se ha dado cuenta, Messi le ha endosado un rotundo parcial de 11-5 en esa batalla particular que libran por ser el Pichichi de la Liga. Messi está enrachado, y el Mallorca lo sufrió en carne propia.

Amarilla por una falta a Messi

No era la primera vez que Vicente Moreno y Leo Messi se veían las caras en un campo de fútbol. En la temporada 2009-10, con el hoy técnico mallorquinista como jugador del Xerez, jugó en el Camp Nou. El argentino entró en el minuto 52 de partido y Moreno diez después, tiempo suficiente para que le mostraran una tarjeta amarilla por una falta al '10' azulgrana.

Compartir el artículo

stats