21 de octubre de 2019
21.10.2019

Manu da el gran susto al caer inconsciente en dos ocasiones

El guardameta del Atlético Baleares recibe sendos golpes en la cabeza que provocan su traslado al hospital

21.10.2019 | 02:45
Manu Herrera, aturdido, es atendido por los servicios médicos sobre el césped de Can Misses.

Manu Herrera encendió ayer todas las alarmas al caer desplomado, hasta en dos ocasiones, sobre el césped de Can Misses. El guardameta del Atlético Baleares recibió dos fuertes golpes en sendos lances del encuentro que llevaron el miedo al Municipal ibicenco.

El cancerbero madrileño del conjunto blanquiazul tuvo que ser sustituido en el minuto 52 por Xavi Ginard y fue trasladado al hospital donde fue sometido a un TAC. El portero de 38 años no regresó ayer con las expedición balearica a Mallorca por precaución tras sufrir un fuerte dolor cervical y algo de amnesia.

El primer encontronazo se produjo al filo del descanso. Manu salió con todo para interceptar un balón, pero Vallori tapó al atacante del Ibiza Cirio, quien se encontró de bruces con el portero madrileño. Un rodillazo involuntario dejó a Manu tendido sobre el suelo. Los servicios médicos del Baleares atendieron al jugador sobre el césped, que recuperó la conciencia y pudo seguir su labor bajo los tres palos. Lo que ya no fue capaz de soportar fue una segunda embestida, mucho más fuerte, transcurridos cinco minutos del segundo periodo.

Raí impactó con el portero balearico y Manu cayó KO sobre el suelo desde una gran altura. Su cabeza chocó violentamente sobre el piso, lo que encendió todas las alarmas. En esta ocasión el portero ya no pudo continuar sobre el césped, cediendo su posición al redebutante Xavi Ginard.

Herrera abandonó el terreno de juego en camilla y con collarín, aunque se encargó de despejar todas las preocupaciones levantando el pulgar de la mano izquierda antes de poner destino al hospital.

Mandiola: "En el fútbol es importante jugar con veteranía"


"Hemos sabido sufrir, nos hemos adaptado a lo que nos ha exigido el rival y hemos tenido ese acierto y suerte que hace falta en el fútbol. Atrás hemos estado serios y hemos concedido pocas ocasiones al rival". Con estas palabras resumió Manix Mandiola, claro y conciso, la victoria de su equipo, el Atlético Baleares, ante la UD Ibiza. El técnico blanquiazul ha demostrado ser un experto en exprimir las virtudes de sus jugadores sobre el verde. "Esta victoria ante el segundo clasificado no es un golpe en la mesa, aunque tampoco estamos obligados a ganar siempre. No somos peores ni mejores que nadie. Tener 24 puntos a estar alturas está muy bien, pero hay que jugar contra todos los equipos todavía. En esta categoría no está claro quién estará arriba hasta las últimas jornadas, esto no es Primera", señaló el preparador vasco en rueda de prensa. Mandiola también comentó las dificultades que pasó su equipo en los últimos instantes del encuentro. "Al final han metido a tres o cuatro jugadores arriba y hemos jugado a lo que podíamos, hay que saber jugar también con veteranía", resumió el de Eibar. Por su parte Xavi Ginard, quien ayer debutó con la elástica blanquiazul, se mostró "contento" con la actuación del equipo. "Estoy contento por el equipo y por mi debut, aunque haya sido algo agridulce por la lesión de Manu. Nunca es fácil entrar a mitad de partido y menos en un encuentro como este, caliente y difícil", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro “42 pasiones” hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la banda sonora de LaLiga