04 de octubre de 2019
04.10.2019
Deportes DM

Igualdad a la baja entre el Real Mallorca y el Espanyol

Mallorca y Espanyol viven un inicio de campeonato casi idéntico que les ha llevado a ocupar plazas de descenso

03.10.2019 | 22:11
Igualdad a la baja entre el Real Mallorca y el Espanyol

El duelo entre Mallorca y Espanyol de este domingo enfrentará a dos conjuntos que, con los números en la mano, presentan una gran similitud en varios aspectos y que les ha conducido a ocupar las posiciones de descenso en el arranque del campeonato liguero. El Mallorca ha logrado una victoria, un empate y cinco derrotas, mientras que el Espanyol, con una victoria en su haber, suma un empate más y una derrota menos.

La poca efectividad de cara a gol, tan solo un triunfo y los mismos tantos encajados son datos de dos plantillas confeccionadas durante el verano para asumir, en principio, objetivos muy distintos. El Mallorca, con la única meta de la salvación, se verá las caras ante un equipo diseñado para competir en Europa y que vive sus horas más bajas.

El conjunto bermellón, con cuatro puntos, y el Espanyol, con cinco, acompañan al Leganés –único que empeora sus registros– en las posiciones de descenso. Sus números en Liga, con los mismo tantos a favor (4), y en contra (15), les sitúan como dos de los peores equipos del campeonato, tanto en la faceta goleadora como en la parcela defensiva.

Si hay un aspecto en el que el conjunto catalán es 'superior' al Mallorca es en el número de pases, con casi mil más que los bermellones en los siete encuentros que se llevan de campeonato liguero. Es un dato que representa el estilo de juego de ambos equipos. El Espanyol aboga por posesiones más largas, mientras que los de Moreno están acostumbrados acostumbrados a permanecer atrás y salir rápido, en especial durante los últimos partidos con el marcador en contra. Cabe añadir que dicha diferencia no se traduce en un mayor porcentaje de llegadas al área rival.

Las estadísticas, al margen de las diferentes sensaciones que han podido transmitir uno y otro en cada encuentro, no engañan y muestran a dos conjuntos con evidentes problemas de solvencia en ataque. Ya no solo de cara a gol, sino a la hora de fabricar ocasiones realmente claras de peligro.

Es cierto que el Mallorca ha estrellado seis veces el balón en el poste, que por fortuna o mala puntería no han acabado dentro, pero es sintómatico el bajo número de remates a portería. El conjunto bermellón ha realizado, hasta la fecha, 51 disparos, de los cuales tan solo 15 han ido a portería, es decir, una media ligeramente superior a dos por encuentro. El equipo blanquiazul, por su parte, ha rematado 54 veces y solo 17 han ido entre los tres palos. Efectividad muy baja y que habla del pobre bagaje de goles logrados en Liga, con sus delanteros mostrando un mal registro goleador. Mientras que Ante Budimir es el pichichi del Mallorca con dos dianas, en el Espanyol, lastrados por la marcha de Borja Iglesias, ningún futbolista ha logrado más de un gol.

En el otro lado de la moneda, ambos conjuntos han recibido un número de tiros en contra muy similar: 32 disparos el conjunto de Vicente Moreno y 27 el de David Gallego. Además, ambos conjuntos han perdido una cantidad similar de balones: 972 los bermellones y 986 los blanquiazules. Otro dato a destacar es que ambos conjuntos son los dos equipos de la Liga que más minutos han ido por detrás en el marcador –220 el Mallorca y 282 el Espanyol–, lo que evidencia poca capacidad para dar la vuelta a un resultado adverso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga