27 de septiembre de 2019
27.09.2019
Diario de Mallorca

El ascenso que no fue

El documental "Viatge cap al somni d'una illa" recuerda la trayectoria del Iberojet en la Final Four

27.09.2019 | 02:45
Guillem Boscana se dirige al auditorio antes de la proyección del documental.

Emoción a flor de piel. En un Teatre Xesc Forteza prácticamente lleno, el documental "Viatge cap al somni d'una illa" de Marc Capó y Creacions Films rememoró la historia del Iberojet Palma durante los dos días de la Final Four en Bilbao por el ascenso a ACB. Confidencias, imágenes inéditas y el dolor de un vestuario al quedarse a las puertas

"Esta no es una historia con un final feliz". Con este mensaje comenzó el documental "Viatge cap al somni d'una illa", estrenado ayer en el Teatre Xesc Forteza. Obra de Marc Capó y la productor Creació Films, trata sobre un histórico viaje con un final triste. La historia del Iberojet Palma, que se quedó a las puertas de lograr un ascenso a la ACB y poner a Mallorca por primera vez en la elite del baloncesto nacional.

Dos días de viaje a la Final Four de Bilbao, celebrada en junio de este año. Un cúmulo de experiencias, recuerdos y momentos imborrables para todos los seguidores del club palmesano y del baloncesto de las islas. En un día tan especial, no faltaron a la cita Guillem Boscana, presidente del club, Félix Alonso, entrenador del equipo, así como miembros de la plantilla como el capitán Carles Bivià, Erik Quintela o Thomas Bropleh. También cabe destacar la presencia de David Uribe, entrenador del equipo femenino, con algunas de sus jugadoras, así como integrantes del filial del conjunto balear, el Palma Air Europa.

El documental, que nació en el decisivo quinto partido ante el Granada, rememora los días que el Iberojet Palma vivió en la capital bilbaína, con los encuentros primero ante el Ourense, en la semifinal, y luego ante el anfitrión, con el duro desenlace ya conocido.

El film ha mostrado la otra cara del deporte. El ambiente de confianza y relajación entre los jugadores en las horas previas al primer encuentro. La emoción por verse a tan solo un paso de lograr un objetivo impensable a principio de temporada. Y la tristeza de haber rozado con la punta de los dedos una gesta histórica. Algunos jugadores presentes en aquella final revivieron con gran emoción días difíciles, pero que con el tiempo se volverán seguro en un grato recuerdo.

Boscana, visiblemente emocionado al recordar a Víctor Tendero, pronunció unas palabras antes de que diese comienzo la proyección e hizo una predicción: "Soy supersticioso al cuadrado y hoy voy vestido con la misma ropa que llevé el 2 de junio ante el Bilbao. Estoy seguro de que más pronto que tarde nos volveremos a ver otra vez y que el final del vídeo será distinto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.