Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Este título es una gesta

Este título es una gesta

Este título es una gesta

Dicen los historiadores que la Historia se repite. Y ayer en China se volvió a repetir. España ha repetido gesta. Sí, gesta, porque lograr el Campeonato del Mundo sólo puede calificarse de esta manera. Antaño el talento ofensivo ganaba partidos, incluso campeonatos. Actualmente la única combinación posible capaz de conseguir logros como el presente es calidad ofensiva y sacrificio defensivo. La selección española ha sabido mezclar en un cóctel ganador estos dos ingredientes. Y con esta materia prima el resultado suele ser satisfactorio. Muchos telespectadores deseaban que la Selección ganara. Con eso bastaba. A los que nos gusta el baloncesto queríamos además que se jugara bien. Quizás porque la victoria se entiende como una consecuencia del buen juego. Esta selección ha demostrado tener talento, apretar los dientes en defensa, saber competir, jugar bien y, como consecuencia, ganar. La victoria de ayer refuerza la idea de los que piensan que tras el baloncesto hay unos ideales y valores que nuestra sociedad precisa. Valores que te ayudan a ser mejor deportista y mejor persona.

Compartir el artículo

stats