Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Valencia, un rival en apuros para el Mallorca

El Mallorca se enfrenta este domingo en Mestalla a un Valencia que todavía no ha sumado su primera victoria del curso - El cisma entre el dueño del conjunto che, Peter Lim, y el director general, Mateu Alemany, salpica al equipo en lo deportivo

El once con el que el Valencia cayó derrotado ante el Celta de Vigo el pasado sábado en Balaídos.

El once con el que el Valencia cayó derrotado ante el Celta de Vigo el pasado sábado en Balaídos. superdeporte

La primera salida del Real Mallorca en su regreso a Primera División se produce ante un rival de altura. Mestalla acoge este domingo (17 horas) el encuentro entre el conjunto bermellón y un Valencia en apuros. El equipo che, situado en la décimo séptima posción, todavía no ha estrenado el casillero de victorias tras empatar ante la Real Sociedad (1-1) en la primera jornada y caer en Balaídos ante el Celta (1-0).

Con la necesidad de sumar sus tres primeros puntos, el equipo de Marcelino García Toral afronta una nueva temporada en la que el objetivo vuelve a ser meterse entre los cuatro mejores equipos de La Liga. Hacer un buen papel en la Copa y llegar lo más lejos posible en Champions es la principal motivación de una plantilla que, hasta el momento, ha mostradosus carencias en ataque y dudas en defensa.

El Valencia ha vivido un verano de lo más abrupto en los despachos, algo que sin duda ha salpicado al equipo en lo deportivo. El desencuentro entre el director general del club, Mateo Alemany, y el propietario, Peter Lim, se acentuó a finales del mes de julio. El magnate de Singapur siempre había depositado toda su confianza en el ejecutivo mallorquín, pero en un cambio drástico de la situación, Lim dejó de aprobar las ideas de Alemany y tomó la iniciativa en tareas que hasta el momento había delegado.

El director general, cansado de la situación, amenazó con presentar su dimisión, respaldado siempre por el técnico, Marcelino García Toral, y por una afición que confía a pie juntillas en el andritxol. Una reunión en Singapur entre ambas partes calmó los ánimos, pero en los últimos días la posible venta de Rodrigo volvió a reabrir el cisma.

Nuevamente Peter Lim, sin contar con la aprobación técnica del director general, ni del entrenador, orquestó una operación para la venta del delantero valencianista al Atlético de Madrid por 60 millones de euros. El margen de maniobra, en caso de que finalmente se produzca la operación, es mínimo para la dirección deportiva, que incluso podría quedarse con dinero en el bolsillo y sin poder invertirlo en el recambio adecuado.

La situación no es nueva para el Valencia. El magnate asiático es un experto en intervenir en operaciones 'in extremis' como la de Alcácer, Munir, Garay, Mustafi, entre muchos otros.

El Mallorca, que aterriza en Mestalla tras sufrir su primera derrota ante la Real Sociedad (0-1), debe aprovechar la delicada situación que vive su rival para sumar un nuevo triunfo. No es el escenario ideal para los de Moreno, pero sin duda es el mejor momento para intentarlo.

Compartir el artículo

stats