13 de agosto de 2019
13.08.2019
Vela

La Regata Illes Balears Clàssics contará con 40 veleros de nueve nacionalidades

El 'Argos, 'Rowdy' y 'Orion' son los principales favoritos para llevarse el título por segundo año consecutivo

13.08.2019 | 00:22

Los veleros 'Argos' (Clásicos), 'Rowdy' (Época Bermudiana) y 'Orion' (RI Clásicos) parten como cabezas de serie para adjudicarse la 25 edición de la Regata Illes Balears Clàssics, organizada por el Club de Mar Mallorca y que se disputará en la Bahía de Palma entre el miércoles 14 y el sábado 17 de agosto con 40 embarcaciones de nueve nacionalidades.

Los vencedores de la edición del pasado año son, a priori, los grandes favoritos para adjudicarse la victoria de una regata que promete ser "muy disputada", según señaló Manuel Nadal, comodoro del Club de Mar Mallorca y responsable de la organización.

Los participantes en la XXV Regata Illes Balears Clàssics navegarán divididos en seis categorías dependiendo de su año de botadura y aparejo: Época (barcos botados hasta 1950), clase que se dividirá a su vez en Cangreja (vela trapezoidal) y Bermudiana (vela triangular); Clásicos (botados de 1950 a 1976), Espíritu de Tradición y Vela Latina. Esta repartición de la flota está basada en las normas del Comité Internacional de Mediterráneo (CIM) y busca igualar al máximo las posibilidades de los veleros en función de su antigüedad y aparejos.

La regata Illes Balears Clàssics forma parte del programa conmemorativo del quinto centenario de la primera vuelta al mundo. Para Nadal, honrar el recuerdo de marinos ilustres como Fernando Magallanes o Juan Sebastián Elcano es motivo de "orgullo" para el Club de Mar y un acto de coherencia en el marco de un acontecimiento que, más allá de la competición, promueve la conservación del patrimonio y la difusión de la historia naval. El mejor clasificado será premiado con un busto de Elcano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.