16 de julio de 2019
16.07.2019

La mallorquina María Perelló conquista su tercer Mundial en categoría Optimist

La regatista del Club Nàutic s'Arenal se impone en la prueba celebrada en Antigua y Barbuda

16.07.2019 | 12:55
María Perelló celebra el triunfo junto a su compañero Marco Gradoni.

María Perelló, de tan solo 14 años, ha hecho historia al conquistar su tercer Mundial en la categoría Optimist. La regatista mallorquina, perteneciente al Club Nàutic S'Arenal, se impuso de manera clara al resto de rivales junto a su pareja, el italiano Marco Gradoni, en el mundial celebrado en la isla de Antigua y Barbuda, situada en el Caribe.

Ambos se han mostrado en estos últimos años imparables, no solo en las citas de la clase internacional, sino en todas aquellas en las que han tomado parte, tanto en sus respectivos países como fuera de ellos. Estos títulos mundiales se unen a los que ya consiguió en septiembre del año pasado en Chipre y en 2017 en Tailandia.

Perelló, que terminó en el puesto 25 de la general absoluta y campeona del Mundo en féminas estuvo brillante en Antigua, con condiciones diversas de viento y una meteorología algo adversa en algunas jornadas. Su mejor parcial fue en la primera jornada, segunda prueba, en la que marcó un 4º puesto. El DSQ y BFD ya en el grupo, pruebas 10 y 11, le han privado de estar mucho más arriba en esa general absoluta, pero suficiente para sacarle 5 puntos a la argentina Amparo Stupenengo, segunda el podio, y 23 a la estadounidense Samara Walshe.

La joven regatista, que recibió hace apenas tres semanas el Premio DM de deportes por su trayectoria sobresaliente y por ser una de las deportistas con mas mayor futuro de las islas. La familia Perelló no deja de estar de enhorabuena, ya que la hermana de María, Andrea, logró hace cinco días el campeonato mundial sub-17 en categoría 420 junto a Neus Ballester, hija del campeón olímpico Pepote Ballester.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.