Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Esto tiene que seguir

Bastaba ver el maravilloso vídeo promocional de esta Final Four del Iberojet para sentir que algo ha cambiado. La ACB se le ha vuelto a escapar de las manos a Mallorca cuando ya la estaba acariciando, pero lo que ha conseguido este club presidido por Guillem Boscana, que se merece todo el reconocimiento, es incluso más complicado. Después de años de buenas intenciones, este grupo de jugadores y cuerpo técnico ha devuelto la ilusión por el baloncesto en la isla. La serie ante el Granada, que ya quedará en la retina de todos, sirvió para que los aficionados volvieran a apasionarse con un equipo de la tierra, como hace más de una década sucedió con el Bàsquet Inca y el Aqua Mágica y hace casi tres el Patronato. El mensaje tan ambicioso del verano fue todo un acierto, pero esto tiene que seguir. No se pueden parar los trenes en marcha. Y menos cuando, por fin, es un proyecto de todos y para todos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats