02 de junio de 2019
02.06.2019
Baloncesto

El Iberojet Palma muere en la orilla

El conjunto de Félix Alonso pierde ante el Bilbao Basket por siete puntos la final por el ascenso a la máxima categoría - Una mágica actuación desde el triple de Thomas Schreiner fue decisiva para deja al Iberojet Palma sin el premio soñado

02.06.2019 | 19:57
El Iberojet Palma muere en la orilla

El vuelo del Iberojet terminó sin destino a la ACB. El conjunto mallorquín no pudo obtener el ascenso al caer ayer en la final de la 'Final Four' en un encuentro vibrante por 62 a 55 ante el anfitrión, el RETAbet Bilbao Basket. Los triples de Schreiner dejaron sin guinda final a la plantilla de Félix Alonso.

El capitán Carles Bivià hizo los honores de estrenar el marcador en una acción de contraataque. Empezaba algo más metido el Iberojet Palma pero la primera canasta del Bilbao activó a los locales y encendió a la afición que ayudó a colocar un peligroso 11 a 4. Con el paso de los minutos, la situación se agudizó hasta el 18 a 8,pero un parcial de 0 a 7 de los mallorquines permitía arreglar la situación, 21 a 15.

El Iberojet seguía apretando en la pista y lograba recortar distancias. Una canasta en el poste bajo de Guerra devolvía la igualdad en el electrónico, 24 a 24. El Bilbao volvía a estirar y se escapaba, de nuevo, con ocho puntos de ventaja. La defensa de los locales anuló el ataque mallorquín durante cuatro minutos. Tomàs fue el autor de cortar la sequía para poner el 33 a 27 al descanso. La superioridad del Iberojet en los rebotes, 16 a 21, no era suficiente para dominar el partido. El punto flojo de los mallorquines se encontraba en su bajo porcentaje en el tiro de tres puntos con sólo un 14 por ciento de acierto y las ocho pérdidas de balón, que regalaron 12 puntos a los anfitriones, ocho más que los verdinegros. Eran dos aspectos a corregir para convertir en realidad el sueño de Mallorca, el ascenso a la ACB.

Tras el descanso, una serie de minutos de desconcierto por parte de ambos equipos beneficiaba ligeramente a los visitantes, que evitaban la huida de los bilbaínos. Demetrio, el mejor de los locales en este cuarto, era el único que hacía daño a los mallorquines en el apartado defensivo. Sin embargo, Quintela señalaba el camino con su férrea defensa que le caracteriza. Dos robos consecutivos del base gallego permitieron al Iberojet Palma firmar un parcial de 6 a 0 para agarrarse al partido, 42 a 40.

Máxima emoción para un último cuarto con todo por decidir. Barber contrarrestaba sus malos minutos con una salida reivindicativa logrando 6 puntos, forzando la quinta personal de Larsen y adelantando a los mallorquines. Un triple 'in extremis' a tablero de Schreiner encendía a los aficionados, pero otro robo de Quintela, que terminaba provocando una antideportiva, ahogaba la fiesta en el Bilbao Arena.

No obstante, los hombres de Álex Mumbrú no bajaban la cabeza. Una canasta de Demetrio y un tiro libre de Lamers ponía un 50 a 47 a falta de cinco minutos para el final. Los tiros fallados generaban una vibrante pelea bajo los aros. Un triple de Bilbao hacía peligrar el ascenso de los mallorquines, pero la dupla Guerra y Barac apareció para combinarse un par de asistencias para empatar el partido a 55 a menos de dos minutos.

Justo en este instante, el Bilbao se encomendó a Brown para sacar partida a su fuerza atlética. El escolta no falló y anotó un espectacular dos más uno a costa de Barber. El Iberojet planteó una jugada rápida con un bloqueo directo para Bivià, el tantas veces salvador de este equipo, para lanzar un triple. Desafortunadamente, la suerte no estuvo de su lado y no entró. Acto seguido, el Bilbao quebraba el sueño mallorquín con un triple de Schreiner a falta de 15 segundos que dejaba sentenciado el partido, 62 a 55.

La derrota supone un golpe duro para el Iberojet Palma, que a pesar de los males de la primera vuelta, completó una temporada exitosa y logró clasificarse cuando nadie lo esperaba. Superó al Granada en una eliminatoria durísima y después al Cáceres para llegar a la final, donde luchó y lo entregó todo, pero murió en la orilla. El conjunto mallorquín se queda a las puertas de la ACB y el sueño tendrá que esperar, por lo menos, un año más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"