02 de junio de 2019
02.06.2019

El ascenso del Atlético Baleares tendrá que esperar

El Racing de Santander consuma la promoción ante el conjunto blanquiazul en Son Malferit y pospone la promoción de los mallorquines a dos nuevas eliminatorias

02.06.2019 | 14:01
El ascenso del Atlético Baleares tendrá que esperar

No pudo ser. El Atlético Baleares tendrá que esperar. El conjunto blanquiazul fue equipo de Segunda División durante cerca de 25 minutos, pero un gol de Buñuel irrumpió en medio de la fiesta balearica para acabar con el sueño de los mallorquines (1-1). El Racing se llevó el gato al agua y es ya equipo de Segunda.

Ahora los de Manix Mandiola deberán afrontar dos nuevas eliminatorias para consumar la gesta. No está todo perdido, ni mucho menos. Este equipo, este más que ninguno, ha demostrado a lo largo de la temporada que está preparado para todo lo que se le ponga por delante. El palo es duro, nadie dijo que esto fuera a ser un camino de rosas, pero las opciones siguen vivas.

Como era de esperar, el técnico eibarrés sometió al Racing a la velocidad y despliegue de Nuha Marong, quien en El Sardinero empezó el partido desde el banquillo. Rovirola volvió a formar en el centro del campo, Villapalos retrasó líneas y Rubén González se escoró a banda derecha para suplir la ausencia de José Peris.

El descaro de los locales fue la nota dominante de los primeros compases del partido, con un Nuha que intentaba aprovechar todos los balones largos que le llegaban y un Racing, muy incómodo, que tuvo muchos problemas para adaptarse a las precarias condiciones de Son Malferit.

El primer aviso del encuentro lo rubricó Canario tras revolverse en el interior del área cántabra. Encumbrados por una afición que solo ha visto perder a su equipo en una ocasión esta temporada, el Baleares mostró pronto su hoja de ruta, definida por defender lo indefendible y aprovechar la verticalidad de sus extremos para dar la sorpresa.

El primer contratiempo para Manix Mandiola no tardó en llegar. A la importante pérdida de Peris por sanción, se sumó a los 18 minutos la lesión del otro lateral titular del equipo, Kike López, quien tuvo que abandonar el terreno de juego entre lágrimas por una dolencia muscular. Álvaro Vega entró en su lugar.

El partido empezó a calentarse pasada la media hora de juego. Canario, que ya llevaba protestando unas cuantas al colegiado, reclamó penalti de Óscar Gil, que el árbitro no concedió. Erró el madrileño en su decisión, quizás dejándose llevar por las continuos reproches del extremo diestro. Respondió el Racing con un gran disparo de Barral que obligó a Carl Klaus a despejar con los puños a córner. Magistral intervención del alemán cuando más se le necesitaba.

A falta de cinco minutos para el descanso, el colegiado madrileño no tuvo dudas. Penalti claro de Óscar Gil sobre Nuha que Fullana se encargó de transformar. El de Montuïri, con un porcentaje de acierto estratosférico desde los once metros y una sangre fría inhumana, no erró y desató la locura en las gradas del estadio mallorquín. "¡Que sí, joder, que vamos a ascender!", cantaba al unísono la afición balearica.

El Baleares no se echó atrás con el inicio del segundo periodo. El conjunto blanquiazul siguió el adoctrinamiento de Mandiola a rajatabla. Presión, robo de balón y salida a la contra. Algo tan sencillo sobre la pizarra, como complicado sobre el campo.

Enmudeció el estadio con el tanto de Buñuel, de indiscutible factura, tras una jugada ensayada de córner. El lateral derecho ajustó su disparo, desde la frontal del área, al palo, imparable para Klaus.

El varapalo también pasó factura a los jugadores. El Baleares despertó con el paso de los minutos y siguió dejando todo sobre el verde para dar la vuelta a la eliminatoria. El Racing hizo su partido, salpicando todas las jugadas con pérdidas de tiempo. Son Malferit volvía a lamentar, una vez más, su desdicha. El tiempo corría con descaro y se llegó al final del encuentro con la igualada a uno en el luminoso. El Racing era equipo de Segunda. El Atlético Baleares, por su parte, hizo campeón para ascender. La épica es cosa de este equipo. Siguen soñando.

Ficha técnica:


Atlético Baleares: Carl Klaus, Kike López (Álvaro Vega, min. 18), Rubén González, Guillermo Vallori, Alberto Villapalos, Rovirola, Canario, Marcos de la Espada, Nuha Marong, Francesc Fullana y Samuel Shashoua (Adri, min. 79).

Racing de Santander: Crespo, Buñuel, Castañeda, Óscar Gil, Olaortua, Sergio Ruiz (Segovia, min. 88), Hidalgo (Kitoko, min. 79), Mario Ortiz, David Barral, Enzo y Cayarga (Cejudo, min. 56).

Goles: 1-0: Fullana desde el punto de penalti (min. 40). 1-1: Buñuel (min. 65).

Árbitro: David Gálvez (Comité madrileño).

Tarjetas amarillas: Cejudo (min. 61), Álvaro Vega (min. 69), Nuha (min. 72), Rubén (min. 81).

Tarjetas rojas: Cejudo (min. 91).

Incidencias: Vuelta play-off ascenso Liga 123. Son Malferit. 1.800 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga