Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Mir: "Esta parrilla da miedo, pero estoy donde debía estar"

El campeón mundial de Moto3 recuerda que nació en 1997, el año que Rossi ganaba su primer título

Joan Mir, dirigiéndose al box de Suzuki en el Gran Premio de Catar.

Joan Mir, dirigiéndose al box de Suzuki en el Gran Premio de Catar.

Lo ves discreto, siempre sonriente, siempre amable, vivo, listo, atento, pillo a la hora de contestar cualquier cuestión y, sobre todo, tomando las medidas a MotoGP. Joan Mir está en el circuito de Losail (Doha, Catar) con la sensación de que ahora empieza lo mejor. Se diría, con razón, como casi todos sus compañeros de la fabulosa parrilla de MotoGP, que está un poco hartito de tanto ensayo, test y entrenamiento. Y hasta de cambiar de categoría y de foto oficial casi cada año.

"No sé qué hago, la verdad", y se ríe a carcajadas, "bueno, sí, sí sé qué hago, pero cada año me cambian de categoría y nunca consigo repetir la misma foto de familia. Pero, bueno, estoy muy contento porque ya estamos aquí, se acabaron los tests, que han ido muy bien, estoy contentísimo, y llega la hora de la verdad. Ya empezamos en serio, perdón, muy en serio y ya hay que apretar y aprender mucho más en serio. Ahora ya todo el mundo va a tope, veremos hasta dónde podemos llegar, pues es la primera carrera con los grandes y habrá que tener los pies en el suelo y aprender todo lo que se pueda, y más".

En efecto, la parrilla que estrena este fin de semana MotoGP es, ciertamente, impresionante, con 12 campeones del mundo y 19 ganadores de grandes premios. "Es muy fuerte y, desde luego, da miedo, da miedo estar en una parrilla de este nivel y, además, con una moto oficial. Bueno, mira, te voy a poner un ejemplo para que sepas cómo me di cuenta, el otro día, de esa grandeza: el año que yo nací (1997), Valentino (Rossi) ganaba su primer título. ¡Imagínate! Y, ya ves, ahora estamos juntos en la misma parrilla. Flipante".

Joan Mir lo ve todo con pasión pero, también, con cierto distanciamiento. No porque le dé miedo ¡ni mucho menos!, sino porque prefiere ser prudente, muy prudente. "Hemos de ir paso a paso y aspirar a meternos entre los diez primeros y, luego, ponerse otra y otra meta, pero una detrás de otra". Cuando le preguntas si sería fantástico, con tantos debutantes como hay, ser el mejor 'rookie' al final del Mundial, dice: "Por supuesto que sería una gran cosa, pero estará muy peleado pues hay un montón de jóvenes pilotos peleando, sin duda, por ese galardón".

Mir explica que, al ser nuevo y, encima, en un equipo oficial de fábrica (Suzuki), se lo dan a probar todo, todo, para que aprenda para qué sirve cada cosa y solución y vaya descartando cosas. "Y todo eso, claro, me ha hecho perder tiempo de cara a mejorar mi pilotaje y mi adaptación a la categoría. Pero, bueno, no es tiempo perdido, no, pues hemos avanzado muchísimo en nuestra preparación. La moto me gusta mucho, me siento cómodo, hay, por supuesto, algunas cositas que pulir, pero va todo de maravilla".

El campeón del mundo mallorquín de Moto3, ahora piloto oficial de Suzuki MotoGP, piensa que la moto es tan buena que Rins podrá aspirar a la victoria "o al podio" en todas las carreras. "Y, además, hemos comprobado, comparando nuestras telemetrías, que ambos pilotamos de una forma muy parecida, lo que es buenísimo para la evolución de la moto. Y, la verdad, no creí que estaría tan cerca de él".

El joven Joan Mir, a menudo, piensa como un campeón, como uno de los veteranos de la parrilla 'reina'. Por ejemplo, en quiénes son los auténticos favoritos al título, pese a la explosión de jóvenes que han generado los dos tests, el de Malasia y Catar: "Olvídate, ahora empieza lo de verdad y yo creo que ahí, peleando por la victoria y el podio, estarán los mismos de siempre".

Joan Mir está orgullosísimo de haber llegado a MotoGP. "Estoy donde quería estar y, la verdad, MotoGP no es, ni más ni menos, que lo que me esperaba. No me he llevado, de verdad, ninguna sorpresa, siempre pensé que MotoGP era la bomba y no me ha decepcionado en ningún momento, es potencia y vértigo".

Compartir el artículo

stats