Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

¡Cuántas cosas en hora y media!

¡Cuántas cosas en hora y media!

El estadio de Son Moix es garantía de puntos para el Real Mallorca. De momento, van 26 puntos de 36 posibles, resultado de ocho victorias, dos empates y dos derrotas. No está nada mal. En Palma, el equipo hace feliz a la gente. Dicho esto, el cúmulo de cosas acontecidas ayer es para hacer balance: debutaron dos jugadores, Leo Suárez y Stojiljkovic; Budimir marcó su primer gol y además acabó expulsado por doble amarilla; no hubo demasiado consenso para elegir el lanzador del penalti que supuso el 2-0, a Lago Junior no le hizo gracia no lanzarlo pero felicitó al croata; Valjent, enfermo de última hora provocó el regreso al equipo de Xisco; volvió a casa Víctor Casadesús vestido de amarillo y el público se acordó de Luis Aragonés, del que se cumplen cinco años de su fallecimiento, y coreó su nombre. Y así pasó la mañana en Son Moix, con ese sinfín de cosas que te aporta el fútbol bajo un sol que más que calentar, solo alumbra, y que dejó contenta a la afición bermellona que si nos ceñimos al resultado, además le saca el gol average al equipo madrileño.

Por cierto, a inicio de temporada aquella frase de 'Abdón, el cuarto delantero', fue una falsedad. Ahora, entrada ya la segunda vuelta, se ha hecho realidad. Los últimos refuerzos Budimir y Stojiljkovic, y Álex López, están por delante.

Compartir el artículo

stats