07 de diciembre de 2018
07.12.2018

El Iberojet vuelve a las andadas

El equipo mallorquín, falto de intensidad, cae en la pista del Melilla Baloncesto por 75-63 y rompe su racha de tres victorias consecutivas

07.12.2018 | 23:32
Quintela intenta frenar el lanzamiento de un jugador del Melilla.

Alonso: "Me voy decepcionado por cómo hemos competido"

  • El entrenador del Iberojet Palma fue muy crítico con sus jugadores al final del partido: "Defensivamente no hemos tenido la intensidad que requería el encuentro. Nos han hecho daño en el bloqueo directo y el rebote no lo hemos defendido bien. Nos han hecho un tercer cuarto muy bueno y nuestros porcentajes han sido malos porque nuestro nivel de intensidad no ha sido el que requería el encuentro. Doy la enhorabuena a los cinco jugadores que han estado en el campo en los últimos minutos porque han hecho un esfuerzo encomiable y hemos, pero me voy decepcionado por cómo hemos competido, sobre todo durante 28 o 29 minutos".
     

El Club Melilla Baloncesto cortó ayer la racha de tres victorias consecutivas del Iberojet Palma, que cayó derrotado por 75 a 63 en el pabellón Javier Imbroda, donde el conjunto mallorquín todavía no sabe lo que es ganar en esa pista.

El partido enfrentaba a los dos jugadores más altos de la competición, Jonathan Jeanne y Felipe Dos Anjos, ambos de 2'18 de altura. Sin embargo, el encargado de encararse con el pívot melillense fue el interior verdinegro Fran Guerra, de 2'16. Un emparejamiento que dejó un duelo apasionante debajo de los aros. Los balones llegaban a sus manos y ambos jugadores se echaron sus equipos a sus espaldas en los primeros diez minutos del duelo, que concluyeron con un ajustado 21 a 19.

El segundo cuarto estuvo marcado por los parciales de ambos conjuntos. El Iberojet Palma dejó de resolver con solvencia sus ataques y el Melilla pisó el acelerador firmando un parcial de 7 a 0 que provocó un tiempo muerto de Félix Alonso. Sin embargo, la pausa para las instrucciones no despejó las dudas de los mallorquines y el parcial aumentó hasta un 14 a 1. De nuevo, Alonso solicitó otra pausa, que esta vez sí tuvo efecto, y los verdinegros cerraron el cuarto con un parcial de 4 a 10 para colocar el 39 a 32.

Tras el descanso, la diferencia de siete puntos era óptima para demostrar una vez más la "dureza mental" del equipo, calificada por Alonso, para remontar partidos. No obstante, Caleb Agada, el máximo recuperador de la LEB Oro, fue todo un dolor de cabeza para un Iberojet atascado en ataque. El jugador melillense aprovechó la desconexión de los mallorquines para robar varios balones y los azulinos, con las ideas claras, no dejaron escapar la ocasión para marcharse por veinte puntos de diferencia, 61 a 41.

La desventaja en el marcador era todo un hándicap para los mallorquines pero Quintela y Motos se negaron a bajar los brazos. Desde su particular intensidad defensiva, lograron robar y anotar al contraataque para colocar al Iberojet a siete puntos. No obstante, la reacción llegó demasiado tarde y el Iberojet Palma cayó de nuevo, en un mal partido, por 75 a 63, en el pabellón Javier Imbroda y pone punto y final a su racha de tres victorias consecutivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook