07 de diciembre de 2018
07.12.2018

Dura suspensión y multa de 3.000 euros por el grave positivo de Bomoritius

07.12.2018 | 00:21

Seis meses de suspensión, una multa de 3.000 euros y distanciado de la carrera que ganó. Esas son las sanciones decretadas en contra de los responsables de Bomoritius Ringeat y el propio caballo por su positivo en Mallorca, concretamente tras una carrera Premium del Hipòdrom Son Pardo. La sustancia prohibida que se le detectó fue el Ibutamoren, un estimulador de la hormona del crecimiento. El texto de la resolución federativa dictada ante el octavo positivo del año del trote balear contempla: "la circunstancia agravante de haber administrado una sustancia prohibida clasificada como modulador hormonal".

Alegaciones
El entrenador de Bomoritius Ringeat, Dani Pereira alegó que el caballo no padecía ninguna lesión física pero que se adquirió en Estados Unidos un producto para la recuperación en sus articulaciones, que se le administró en las comidas. Y el propietario Alain Claude Christian Cornic alegó que el origen del positivo por Ibutamoren ha sido la administración del producto importado por él Acti-Flex Powder, para las articulaciones y músculos, sin intención de administrar una sustancia prohibida.

Teoría fulminada
El intento de defensa de los responsables de Bomoritius Ringeat fue desmontado por la opinión del veterinario que ellos mismos aportaron como testigo, Carlos Porres. Según el boletín de la Federación Balear de Trot el profesional de la salud animal fulminó las teorías de Pereira y Cornic al manifestar que "considera que el origen del positivo por Ibutamoren no ha sido por la administración del producto Acti-Flex Powder".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook