03 de octubre de 2018
03.10.2018

Los Indurain admiran a Enric Mas

El hijo mayor del pentacampeón del Tour reside y trabaja en Palma desde hace dos meses - El fin de semana celebró en Mallorca su onomástica junto a su padre y su madre - El legendario ciclista navarro destaca la gran actividad ciclista de la isla

03.10.2018 | 00:05
Miguel Indurain López de Goicoechea y Miguel Indurain Larraya el pasado sábado en Palma.

Retirado

  • Disfruta de una jubilación tranquila y discreta
    Miguel Indurain se impone la discreción y naturalidad como ley de vida. Mantiene su residencia entre Pamplona y el pueblo navarro de Alzuza, donde le gusta salir de caza. El fin de semana llegó muy fino a Palma: "Es que en verano, con el buen tiempo, me gusta más salir con la bicicleta y estoy, en general, mucho más activo que en invierno". Desde su jubilación como ciclista se dedica a sus inversiones –de las que no trasciende nada–, preside la fundación que lleva su nombre, es miembro del Comité Olímpico Español, del jurado de los Príncipe de Asturias y de los premios Laureus. Entre sus principales dedicaciones destaca la de acompañar y cuidar de sus tres hijos. Como demostró el pasado fin de semana en la isla junto a su esposa.
     
Desde hace dos meses Palma cuenta entre sus nuevo residentes con un joven de apellido ilustre, como es Miguel Indurain López de Goicoechea. El hijo mayor del legendario campeón navarro Miguel Indurain, el único ciclista con cinco triunfos consecutivos 'legales' en el Tour de Francia.

Padre e hijo estuvieron juntos el pasado fin de semana en Ciutat tras semanas de separación por el traslado del joven Miguel hasta Mallorca, con el fin de mejorar su inglés. Objetivo que persigue trabajando en la tienda palmesana, de la Plaça del Rosari, de la multinacional Rapha. Un clubhouse dedicado al ciclismo, con cafetería, venta de bicicletas y todos los elementos relacionados con el deporte de las dos ruedas. Un centro organizador de salidas en grupo de cicloturistas,en el que Miguel Indurain Jr cumple con el papel de guía. Actividad que le está permitiendo día a día descubrir los encantos de la isla y sus mejores rutas ciclistas.

El reencuentro entre padre e hijo, acompañados por la esposa del campeón y madre del joven de 22 años, Marisa, coincidió con la celebración el sábado de la onomástica de ambos. Una jornada en la que Indurain padre visitó a su hijo en su puesto de trabajo. Disfrutando junto a su mujer de una cerveza en la populosa terraza de Rapha. Donde el campeón no cesó de posar junto a multitud de admiradores para sus fotografías con él. También se avitualló en uno de los locales de Ca'n Joan de s'Aigo, donde su presencia levantó mucho revuelo.

Campeón de Navarra júnior

Miguel Indurain hijo, quien al igual que su padre destaca por su talla, mide 1.85 metros, se ha instalado en Palma tras finalizar sus estudios universitarios de administración de empresas y derecho, así como haber puesto fin a su trayectoria como ciclista amateur. Actividad que, tras proclamarse campeón de navarra júnior en ruta y contrarreloj, desarrolló en el equipo Caja Rural-RGA, del 2014 al 2016. En sus filas fue compañero del mallorquín Xavi Cañellas y coincidió en el pelotón español Sub 23 con estrellas isleñas, como son el artanenc Enric Mas o Jaume Sureda y Biel Pons.

"Sí, yo he corrido con Enric Mas, que es muy bueno y no porque ahora haya terminado segundo en la Vuelta. Siempre ha destacado mucho", explica Miguel Indurain hijo sobre la nueva estrella del pelotón internacional.

También Miguel Indurain padre tiene palabras de elogio para el ciclista de Artà, destacando que él a su edad, 23 años, todavía no había ganado y apenas había destacado como profesional. "Tiene mucho futuro. Yo a su edad no había ganado nada y él ya ha terminado segundo en la Vuelta y vencido en su etapa más dura", subrayó el mito villavés.

Miguel Indurain acepta con cierta resignación que su hijo haya abandonado su Pamplona natal para instalarse en Palma: "Es lo que hay. Quiere mejorar su inglés y está en un trabajo en el que solo se habla en ese idioma. Lo importante es que ya ha terminado su carrera".

Futbolista hasta los 12 años, y hasta los 20 ciclista, Miguel Indurain es seguidor del Barça y un admirador de Pep Guardiola. Ahora ya no forma parte del pelotón amateur español, pero sigue compitiendo en pruebas sobre circuitos urbanos que se disputan con bicicletas fixie. Es decir, que montan piñón fijo, como las de pista.

El ahora palmesano Indurain convive con la fama de su padre desde niño y es el mayor de tres hermanos. Le sigue Jon, que juega a balonmano en el Huarte de Segunda Nacional y Ana, también jugadora de balonmano en un equipo de Pamplona, según desveló su padre el sábado.

Al igual que admitió anteriormente en diferentes entrevistas, Miguel Indurain hijo ha explicado que a él personalmente no le ha pesado como ciclista y personalmente lo que significa ser hijo de una leyenda viva del deporte y portar su apellido en las carreras: "A veces condiciona, pero no siento mucha presión".

Mientras, Miguel Indurain padre, embajador internacional los dos últimos años de los 'Six Day Series' de pista del Palma Arena, sigue maravillado con la actividad ciclista de Mallorca: "Aquí no os aburrís, siempre hay carreras".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"