11 de agosto de 2018
11.08.2018
Piragüismo

Marcus Cooper Walz repetirá con el K-4 500 en el Mundial

El seleccionador elije de nuevo a la cuarteta española que ya se hizo con el oro en el Europeo y la Copa del Mundo

11.08.2018 | 00:11
Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Walz y Rodrigo Germade posan en Trasona junto al seleccionador.
El seleccionador del K4 500 de España, Miguel García, destacó ayer, a pocos días de comenzar los Campeonatos del Mundo de piragüismo de Portugal, que el equipo español llega con "expectativas de medalla" tras confeccionar un cuarteto ganador con Saúl Craviotto, Cristian Toro, el mallorquín Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade. Estos palistas ya saben lo que es triunfar en esta disciplina tras ser los más rápidos en el Campeonato de Europa y en la Copa del Mundo.

El equipo español lleva desde mayo trabajando por conformar el K4 500 más competitivo, todo ello tras un proceso de selección iniciado en enero que los propios integrantes de la embarcación califican de "duro" por la calidad que había en el grupo inicial y que definió la cuarteta con la que España peleará a partir del 23 de agosto en Montemor (Portugal).

"Quedan apenas diez días y sabemos que llegamos en un momento de forma muy bueno. Dentro del ciclo olímpico sabemos que tenemos que distribuir el esfuerzo en función de los objetivos del año próximo, en el que se clasifica para los Juegos Olímpicos, pero todo va bien: sabemos cómo tenemos que competir y hemos mejorado en las partes en las que podíamos tener algún déficit", explicó Miguel García.

Los españoles, que apuran su preparación en las instalaciones de Trasona (Corvera), se juegan sus opciones de triunfo con los alemanes, embarcación "consolidada" a la que ganaron en el Europeo por tan sólo 9 centímetros y que llega con "hambre de revancha" a una prueba en la que es la actual campeona.

"Ha sido una buena temporada, llevamos un palmarés que nos da un chute de optimismo y motivación. Todo el mundo llega bien a esta prueba, pero nosotros también, por lo que sólo hay un objetivo: hacer la mejor regata de nuestras vidas", explicó el mallorquín Marcus Cooper Walz, campeón olímpico de K-1 1000.


No podrá 'doblar' con el K2

El combinado español, que está acostumbrado a doblar a sus participantes para que compitan en varias pruebas, no podrá en esta ocasión compaginar la participación en el K-4 500 con el K-2 500 en el que habitualmente pelean la pareja formada por Walz y Germade, algo que sí podrán hacer Craviotto y Toro en el K-2 200, ya que en su caso los horarios de esta prueba no se solapan con el K-4 500 metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine