10 de agosto de 2018
10.08.2018
Atletismo

Un tropiezo aleja a Caridad Jerez de la final en el Europeo de Glasgow

La mallorquina alcanza de nuevo la penúltima ronda del campeonato continental en los 100 vallas

10.08.2018 | 00:31
La mallorquina Caridad Jerez, cinco veces campeona de España de 100 metros vallas, cerró su actuación en los Europeos de Berlín con un tropezón en el octavo obstáculo de la primera semifinal que la dejó sin opciones tras firmar un tiempo irrelevante de 15.34 segundos, con el que entró última, quedándose de nuevo en la penúltima ronda de un Campeonato continental.

Jerez había superado la primera ronda con su mejor marca de la presente temporada (13.19). Ayer lo tenía imposible a priori, porque es registro era la peor de las ocho de su serie de semis y sólo pasaban dos a la final.

La atleta del Barcelona salió por la calle uno y forzó la máquina a tope. Perdió el ritmo en la séptima valla y acabó tropezando con la octava. Estuvo a punto de abandonar, pero la mallorquina continuó para acabar lejos del resto de rivales.


Terceros Campeonatos

Los de Berlín eran los segundos Europeos de Caridad Jerez, que en su debut (Zúrich 2014) cayó en la primera ronda, con un tiempo de 13.23, mientras que en Amsterdam 2016 también había llegado a las semifinales, serie que no pudo siquiera arrancar porque fue descalificada.

Tras superar una lesión en el tendón de Aquiles, una tendinitis derivada dde la recuperación han marcado su inicio de 2018, aunque en el último trimestre había mejorado sus marcas y conseguido la mínima para Berlín, en donde se había puesto como objetivo rondar los 13.15, en busca de dar la sorpresa y estar en la final.

En cuanto al resto de españoles, el madrileño Fernando Carro consiguió la medalla de plata en la final de 3.000 metros obstáculos de los campeonatos de Europa –segunda medalla del equipo español en Berlín–, por detrás del defensor del título, el francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, que logró su cuarta corona.

El defensor del título puso tierra de por medio en la última vuelta, perseguido unos metros atrás por el madrileño, y se impuso con un tiempo de 8:31.66, seguido de Carro (8:34.16) y del italiano Johanes Chiapinelli (8:35.81).

Por su patre, Bruno Hortelano, el mejor velocista español de todos los tiempos, regresó a la elite del atletismo mundial, tras casi dos años inactivo por un accidente de coche, con un cuarto puesto en la final de 200 metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine