11 de junio de 2018
11.06.2018

Marcus Walz sigue en lo más alto

El mallorquín gana el oro con el equipo español de K4 500 metros y se hace con la plata en K2 junto al gallego Germade en los Campeonatos de Europa celebrados en Serbia - Sete Benavides y Toni Segura quedan a milésimas del podio en C2 200

11.06.2018 | 02:45
Marcus Cooper Walz, a la izquierda, con sus compañeros tras recibir la medalla de oro.
El mallorquín Marcus Cooper Walz sigue agrandando su leyenda. El palista del Reial Club Nàutic Portopetro se proclamó ayer campeón de Europa integrando el K4 500 metros español junto a Saúl Craviotto, Cristian Toro y Rodrigo Germade. Se impusieron por 14 milésimas a Alemania en un duelo titánico tras un final apoteósico de los españoles en Belgrado (Serbia). Fue una matinal exitosa para Walz, ya que minutos después se colgaba la medalla de plata, junto a Germade, en el K2 500 metros.

El Europeo concluyó ayer con la delegación española sumando un total de siete medallas: tres de oro en K4 500 (Craviotto, Toro, Walz y Germade), K1 200 (Garrote) y K2 200 (Craviotto-Toro); una de plata, en K2 500 (Walz-Germade); y tres de bronce en la distancia de 1000 en K2 (Cubelos-Peña), C2 (Vallejo-Sieiro) y K4 (Hernanz, Roza, Gorrotxategi y Millán).

El K4 500 español hizo un tiempo de 1 minuto, 18 segundos y 559, mientras que la embarcación germana acreditó 1 minuto, 18 segundos y 573, una diferencia mínima. Los palistas de ambos equipos, exhaustos, se mantuvieron en sus respectivas embarcaciones, una junto a la otra, a la espera de conocer las posiciones oficiales, si bien la provisional dio primero a Alemania. El resultado definitivo lo conocieron cuando ya habían desembarcado en el pantalán del control de pesaje.

En K2 500 el final también fue emocionante. Marcus Cooper Walz y el gallego Rodrigo Germade tuvieron que compartir la plata con la pareja rusa Postrygay y Pogreban por decisión de los jueces; el triunfo fue del barco húngaro.

Sete Benavides y Toni Segura fueron los otros protagonistas mallorquines del domingo. Dos palistas que rozaron la medalla, que se les escapó por un suspiro, en la regata de C2 200 metros y que en la prueba de C2 500 acabaron por dejarse al final al ver imposible subir al podio, firmando la séptima plaza.

Alicia Heredia fue séptima el sábado con el K4 500 femenino español y Adrián Castaño fue noveno en KL2 (paracanoe).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook