Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Ferreria: Estelada de Font es favorita mañana en París-Vincennes, por Antoni Oliva

Tras sus dos terceras plazas en sus dos últimas carreras disputadas en Francia, la yegua mallorquina Estelada de Font, dirigida por Emmanuel Allard, compite mañana, sábado, en el hipódromo de París-Vincennes como candidata a la victoria. Será a las 17:15 horas, coincidiendo con el 'Prix de Fécamp', que repartirá 70.000 euros en premios y se desa- rrollará sobre 2.700 metros, con nueve participantes. Una buena ocasión de triunfo para la alazana.

Triunfan en Estados Unidos

Los mallorquines Jaume Bassa y Pau Roig han ganado en los últimos días en carreras que ha disputado la expedición de amateurs mallorquines que compiten en diferentes hipódromos de Estados Unidos. En el neoyorquino hipódromo de Yonkers fue donde ganó Pau Roig a las riendas de la ambladora Swift as a Shadow, rodando a una media de 1:12'0, en una prueba en la que Xisco Llabrés finalizó segundo. Rodando a 1:12'7 ganó Jaume Bassa una carrera de trotones, también en Yonkers, a las riendas de Showmeyourguns. En la misma prueba Santi Roig se clasificó cuarto, con Warrawee Preferred; y Guilllem Busquets quinto, con Tirada Hanover.

Frit de Font

El martes la Cuadra Torreflorida de los Hermanos Caldentey cerró la incorporación a su escudería del tres años Frit de Font. Uno de los clasificados para disputar el 20 de mayo el 'Gran Premi Nacional' desde el primer pelotón de salida. Una operación que dejará la clásica sin el concurso del conductor belga Jos Verbeeck, ya que Joan Toni Riera será el encargado de dirigir a Frit de Font.

Fiesta en Maó

El Hipòdrom Municipal de Maó será escenario mañana, sábado, de una innovadora reunión inspirada en las citas del hipódromo británico de Ascot y bautizada como Hats& Horses. Una fiesta que pretende unir dos culturas y dos islas, como son: Inglaterra y Menorca. Una iniciativa que incluye la llegada a Máo también de numerosos aficionados ingleses.

Lío con la concesión

Los responsables del Institut de l'Esport Hípic del Consell de Mallorca tienen una mala pepleta sobre la mesa, que lleva camino de desembocar en la organización de un nuevo concurso para la concesión de la explotación de los restaurantes y bares del Hipòdrom Son Pardo. Especialmente tras descartar cederla a la sociedad que en teoría la había ganado.

Compartir el artículo

stats