23 de abril de 2018
23.04.2018
Baloncesto

Cuarta corona europea para Torrens

La alero binissalemera se adjudica un nueva Euroliga con el Ekaterimburgo tras vencer con autoridad al Sopron en la final

23.04.2018 | 00:06
Alba Torrens abraza en el podio a su compañera Emma Meesseman, nombrada mejor jugadora de la final, tras proclamarse campeonas.

Alba Torrens conquistó ayer Europa por cuarta vez en su carrera. La mallorquina se impuso con el UMMC Ekaterimburgo al Sopron Basket húngaro en la final de la Euroliga (72-53). La alero completó una hoja de servicio anotando cuatro puntos, capturando cinco rebotes y dando dos asistencias en los casi treinta minutos que estuvo en pista.

El conjunto ruso arrancó con un parcial inicial favorable de 5-0. Una ventaja que amplió hasta los nueve puntos en el ecuador del periodo para terminar el primer cuarto siete arriba (22-15). En el segundo llegó a ampliar su renta hasta los doce puntos. Un margen con el que Ekaterimburgo llegó al descanso (42-30). En un tercer cuarto con poca anotación, tan solo once puntos para las rusas y doce para las húngaras, varió poco el escenario (53-42). Un último cuarto en el cual el Sopron solamente pudo reducir su desventaja a nueve, terminó con un brillante tramo anotador final en el cual Torrens cerró la victoria rusa con un triple para ampliar la brecha máxima a diecinueve puntos (72-53). La pívot belga Emma Meesseman fue nombrada mejor jugadora de la final con diecinueve puntos, nueve rebotes y cinco asistencias.

La victoria frente al equipo anfitrión de la final four supone también el cuarto título para el club ruso (2003, 2013, 2016 y 2018) de los cuales Torrens ha sido partícipe en los dos últimas. La jugadora de Binissalem conquistó su primera Euroliga con el Club Balonsesto Avenida (2010/11) y repitió con el Galatasaray turco tres años después (2013/14).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores