A los pupilos de Óscar Álvarez solo les vale la victoria. Rondando los puestos de descenso durante toda la temporada, el Llagostera sabe que una derrota en casa les dejaría con pie y medio en Tercera División. Desde el club han pedido el apoyo de la afición y a lo largo de toda la mañana, los socios que se pasen por las taquillas del estadio recibirán dos invitaciones para el encuentro. Pese a ello, el Baleares tampoco estará solo. Algo más de un centenar de aficionados blanquiazules se desplazarán hasta el Municipal de Llagostera para mostrar su apoyo al equipo en un partido en el que pueden salir de los puestos de peligro.