14 de enero de 2018
14.01.2018
Atlético Baleares10Formentera
 

El Atlético Baleares vuelve a creer

Los de Horacio Melgarejo se imponen al Formentera, rompen con la racha de diez encuentros consecutivos sin ganar y suman su primer triunfo de la temporada en Son Malferit

15.01.2018 | 00:01
El Atlético Baleares vuelve a creer
Al fin. El Atlético Baleares volvió a ganar. Un gol de Kike López al cuarto de hora de juego valió el triunfo para los blanquiazules ante el Formentera, que no lograban sumar los tres puntos desde el pasado 22 de octubre. Hoy la afición balear volvió a disfrutar de una victoria en casa, la primera de la temporada y empezaron a creer.

Los de Horacio Melgarejo fueron justos merecedores del resultado atesorado hoy en Son Malferit. Dominaron el encuentro, no se durmieron en defensa y demostraron, pese a las numerosas bajas, que tienen argumentos suficientes sobre el césped como para no pasar apuros en lo que resta de temporada.

Canario, el segundo fichaje del mercado invernal, volvió a ser uno de los jugadores destacados del encuentro. El plus de agresividad que ha adquirido el equipo con esta incorporación se nota, y mucho, en la línea ofensiva del equipo.

El Formentera de Tito García Sanjuán no se amedrentó en ningún momento, plantó cara a los locales y también dispusieron de alguna oportunidad para inaugurar su marcador, pero en los momentos decisivos no fueron capaces de aprovechar las débiles ocasiones de las que dispusieron.

Lo más llamativo en la alineación de Melgarejo fue ver a Julio Delgado viendo el encuentro desde la banqueta. El equipo salió decidido y, al cuarto de hora, Kike López no perdonó de falta directa. El futbolista blanquiazul celebró con rabia su derechazo. Chechu, el guardameta del Formentera, evitó el 2 a 0 justo antes del descanso con dos paradas providenciales a dos potentes chuts de Hugo Díaz y Marcel.

En la segunda parte, el Formentera saltó al terreno de juego mucho más metido en el encuentro, aprovechando su velocidad en la línea ofensiva y atemorizando a los locales que, incomprensiblemente, empezaron a temblar en demasía. En el 53, Kotnik obligó a Aulestia, desaparecido hasta el momento, a exhibirse bajo los tres palos.

La mejor oportunidad del Baleares la tuvo Marcel en el 71, tras una gran jugada de Biel Guasp por la izquierda que dejó sentado a tres jugadores rivales y que puso un balón franco al futbolista alemán en el centro del área. El esférico se fue rozando el palo derecho de la portería defendida por Chechu.

Con este resultado, el Baleares no logra abandonar el puesto de promoción de descenso de categoría , pero con 21 puntos, se coloca a solo dos del Llagostera, décimo quinto en la tabla.

La victoria, más allá del empujón que le da en la clasificación, supone un golpe de autoestima para el cuerpo técnico y los futbolistas que, el domingo que viene, afrontan el importante derbi palmesano ante el actual líder del Grupo III.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine