15 de noviembre de 2017
15.11.2017

Enemic es el ´Campió de Campions´

El popular potro que dirige Mateu Bosch se impone con una exhibición de fuerza en la última clásica para los tres años

15.11.2017 | 00:52
Mateu Bosch en su dedicatoria a Ramon Puig, brazo en alto, del triunfo de Enemic en el ´Campió de Campions´.
Imponiendo su distintiva fortaleza y con una facilidad enorme, el potro mallorquín Enemic, dirigido por Mateu Bosch, ganó ayer la edición número 38 del 'Campió de Campions' del Hipòdrom Son Pardo. La última clásica del 2017 para los tres años. Y una prueba cuyo desenlace dominó de lejos el representante de la Cuadra Ja Vorem. Un caballo que una vez más se comportó como una auténtica apisonadora, martirizando a sus rivales.

Mateu Bosch recorrió los últimos 100 metros de la prueba señalando al cielo con su mano izquierda, recordando y dedicando la victoria a Ramon Puig, el gran aficionado al trote que falleció la pasada semana. Un admirador declarado de Enemic. "El caballo del pueblo", según él.

"Ramón se merecía un homenaje así. Tanto él como todos los aficionados que tanto nos apoyaron y animaron en el 'Gran Premi Nacional'. Ese es el motivo de la dedicatoria", aclaró Mateu Bosch.

El desarrollo de la carrera del 'XXXVIII Campió de Campions' empezó con Eros SAS, dirigido por Miquel Matamalas, asumiendo la responsabilidad de marcar el ritmo en cabeza a lo largo de los primeros 1.000 metros. Enemic no arriesgó en la salida y quedó un poco retrasado, cerrando el pelotón en un inicio.

Cuando se había superado el primer kilómetro –de los 2.600 metros de recorrido de la clásica– fue cuando Enemic llegó a la cabeza de carrera. Una posición desde la que el pupilo de Mateu Bosch se mostró intratable. Imponiendo un ritmo asfixiante para sus rivales, que a una vuelta de meta empezaron a acusar el importante esfuerzo se mantener el ritmo del vencedor.


"Ha ganado muy fácil. Sin necesidad de que lo motivase en ningún momento. Imponiendo el mismo Enemic su ritmo y rodando a un ritmo importante de 1:17 minutos. No me esperaba que el caballo estuviese tan bien y corriese tan rápido", precisó Mateu Bosch en su primera interpretación sobre el triunfo indiscutible de su extraordinario caballo. Un elemento que ha ganado siete de las 19 carreras que ha disputado hasta el momento.

Eros SAS, en una de sus mejores actuaciones, fue el que más cerca de Enemic terminó. Mostrándose sólido y apuntándose la segunda plaza con un excelente crono de 1:17'8 minutos.

En la lucha por la tercera posición, aunque ya lejos del vencedor, la principal beneficiada resultó la menorquina Espiga des Llorer, dirigida por Jaume Fluxá. Mientras que Elit Photo, con Miquel Mestre, se clasificaba cuarto, después de recuperar muchos metros. Obligado a realizar un tremendo esfuerzo tras protagonizar una larga desmontada tras las alas del autostart, por lo que arrancó con mucho retraso con respecto a la cabeza de carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine